Hunos blancos (heftalitas)

Hunos blancos (heftalitas)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los hunos blancos eran una raza de pueblos en gran parte nómadas que formaban parte de las tribus hunas de Asia central. Gobernaron sobre un área expansiva que se extendía desde las tierras de Asia Central hasta el subcontinente indio occidental. A pesar de ser una tribu mayoritariamente nómada, adoptaron el estilo de vida de las tierras que conquistaron, pero conservaron su naturaleza guerrera. Su gobierno comienza en el siglo V d.C., pero permanecieron en la región durante una cantidad considerable de tiempo después de la caída de su reino y, finalmente, se integraron tan bien en la cultura india que sus prácticas y tradiciones se convirtieron en parte integral de ella.

Orígenes de los hunos blancos

No podemos decir con certeza a qué grupo étnico o racial pertenecían los hunos blancos, pero se pueden hacer ciertas suposiciones sobre ellos. En cuanto a sus orígenes físicos, en Litvinsky Historia de las Civilizaciones de Asia Central, se mencionan fuentes chinas que los identifican de diversas maneras con el Ch'e-shih de Turfan (ahora en la región uigur de China), K'ang Chu o Kangju del sur de Kazajstán o las tribus Yueh Zhi generalizadas de China central. Estos Yuehzhi fueron expulsados ​​de los territorios chinos que ocupaban por otra banda de tribus conocidas como Hsiung Nu. Una de estas tribus de los Yueh Zhi eran los hunos blancos o heftalitas.

Según Richard Heli, los cronistas chinos afirman que eran conocidos como Ye-ti-li-do, o Yeda, pero también son conocidos como el pueblo de Hua por los mismos cronistas. De estas fuentes surge una ambigüedad que podría mostrar que algo se perdió en la traducción entre el término Hua que se convirtió en huno en cambio, llegó a asociarse con las tribus húnicas.

El investigador japonés Kazuo Enoki descartó las teorías basadas únicamente en la similitud de nombres debido al hecho de que hay tanta variación lingüística que no podemos decir con certeza que un nombre en particular no haya perdido algo en la traducción. Su enfoque para comprender los orígenes heftalitas es ver dónde no estaban en evidencia en lugar de dónde estaban. Con este enfoque, ha declarado que sus orígenes podrían haber sido del suroeste de Hsi-mo-ta-lo de Badakshan cerca del Hindukush, un nombre que significa llanura nevada o Himtala en los tiempos modernos y esta podría ser la forma sánscrita de Hephthal.

Un pergamino fechado en 492-93 EC menciona que eran budistas y tenían nombres iraníes.

Es de destacar aquí el trabajo del profesor Paul Harrison de la Universidad de Stanford, quien descifró un pergamino de cobre de Afganistán en 2007 EC. El rollo está fechado entre 492 y 93 d.C. y es del período de los heftalitas. Al parecer, menciona que eran budistas y tenían nombres iraníes e incluye alrededor de una docena de nombres, incluido el de su señor o rey. En lo que respecta a su nombre general, han sido conocidos como Sveta Hunas o Khidaritas en sánscrito, eftalitas o heftalitas en griego, haitales en armenio, Heaitels en árabe y persa, Abdeles por el historiador bizantino Theophylactos Simocattes, mientras que los chinos los nombran los Ye-ta-li-to, después de su primer gobernante importante Ye-tha o Hephtal.

La variedad de nombres muestra que existe ambigüedad hacia la identidad específica de esta raza en particular y que históricamente no tienen un origen establecido que los defina por separado de las otras tribus que existían dentro de esa región al mismo tiempo, en su mayoría de origen nómada. . El escritor chino Wei Chieh ha afirmado que a pesar de estas afirmaciones, no podemos estar seguros de su autenticidad ya que la información proviene de países remotos y en idiomas que han perdido mucho significado en la traducción, por lo que es imposible encontrar los orígenes de los heftalitas en estas cuentas.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Existe una interesante definición de sus orígenes que también se ha propuesto. Hasta ahora se ha considerado que se les llamaba los cazadores "blancos" por su color de piel. Sin embargo, aparentemente este no es el caso, ya que las diversas tribus hunas se habían dividido hace mucho tiempo en cuatro grupos a lo largo de los puntos cardinales, cada uno con un color específico. Por tanto, los hunos del norte se convirtieron en los hunos "negros", los hunos "blancos" eran las tribus occidentales, los "verdes" o "azules" eran los del sur y los hunos "rojos" ocupaban los territorios orientales. Entonces, a pesar de ser identificado como de piel clara, el nombre en sí tiene menos que ver con la apariencia física y más con sus métodos de afiliación tribal ideados por ellos mismos.

Territorio y Aduanas Generales

Procopio de Cesarea (siglo VI d.C.) se cita varias veces en las publicaciones como las primeras descripciones físicas de estas personas y su sociedad en las siguientes palabras:

“Los Ephthalitae son del linaje de los hunos tanto de hecho como de nombre; sin embargo, no se mezclan con ninguno de los hunos que conocemos, porque ocupan una tierra que no es contigua ni muy cercana a ellos; pero su territorio se encuentra inmediatamente al norte de Persia; de hecho, su ciudad, llamada Gorgo, está situada frente a la frontera persa y, en consecuencia, es el centro de frecuentes disputas sobre las líneas fronterizas entre los dos pueblos. Porque no son nómadas como los demás pueblos hunos, sino que durante mucho tiempo se han establecido en una buena tierra. Como resultado de esto, nunca han hecho ninguna incursión en el territorio romano, excepto en compañía del ejército mediano. Son los únicos entre los hunos que tienen cuerpos blancos y rostros que no son feos. También es cierto que su forma de vivir es diferente a la de sus parientes, ni llevan una vida salvaje como la llevan; pero están gobernados por un solo rey, y como poseen una constitución legal, observan el derecho y la justicia en sus tratos entre sí y con sus vecinos, no menos que los romanos y los persas ”.

- Procopio de Cesarea (Libro I. ch. 3),

Reconocían un solo rey, no estaban divididos en tribus, tenían una constitución adecuada para el gobierno diario y sus vecinos los consideraban justos y equitativos. Sus sistemas de enterramiento también eran diferentes de los conocidos hunos europeos y chionitas, ya que enterraban a sus líderes en montículos de tierra y piedra con los compañeros que les sirvieron en la vida, mostrando también una cultura funeraria diferente y posiblemente diferentes creencias religiosas.

Comienzos de las invasiones de los hunos blancos en la India

Los hunos blancos surgieron, entonces, en la región de Transoxiana a fines del siglo III d.C. y, a principios del siglo IV d.C., habían ocupado las regiones de Tokharistan y Bactria (norte de Afganistán). Este grupo de personas era sumamente belicoso, y desde su surgimiento conquistaron rápidamente los territorios al sur de sus tierras de origen.

La mayoría de los investigadores piensan que los Chionitas en Transoxiana también se unieron a los hunos blancos y los reforzaron en número, ya que estas dos tribus estaban relacionadas. Aún otros eruditos piensan que estos hunos blancos eran descendientes de la dinastía Kushan, como se llamaban a sí mismos "Shahan-Shahis", como lo hicieron los Kushans, en las monedas que se han encontrado de ese período. De hecho, en la mayoría de las fuentes indias, no se ha hecho distinción entre los kushans, kidarites y los hunos en general, por lo que sigue habiendo confusión en cuanto a a quién se referían exactamente las fuentes antiguas como los Puranas cuando hablaban de los "hunas".

Cualquiera que sea el caso, lo que sí sabemos es que el período durante el cual se dice que los heftalitas lucharon por el control de esta región fue un momento de tumulto general en el subcontinente y áreas adyacentes. En ese momento, simultáneamente, los Sasánidas estaban en guerra con los Kushans (o Sakas, Kidarites o Hephthalites, ya que sus identidades se describen de manera diferente en varias fuentes), quienes estaban ocupados con problemas internos, sin mencionar el intento de aferrarse a territorios. en el este que estaban siendo disputados por los Gupta en ese momento.

Los Gupta finalmente se opusieron decisivamente a los Kidarites y los derrotaron, enviándolos de regreso a sus fortalezas en el Punjab alrededor del 460 a. C. En este punto, los propios kidarites fueron usurpados de sus asientos de poder por los heftalitas entrantes, otra tribu más del mismo linaje que ellos que, sin embargo, se esforzó por establecer su dominio sobre los territorios que anteriormente tenían sus rivales.

Fue alrededor de 470 EC cuando se dice que las incursiones de los hunos blancos en la India comenzaron o al menos alcanzaron un punto alto, cuando murió el rey Skandagupta de Gupta. Se dice que el Tegin (o gobernador) Khingila dirigió estas incursiones en la India, tomando Gandhara de los Kidarites en 475 EC. Después de esto, descendieron del valle de Kabul al Punjab, saqueando pueblos y ciudades hasta llegar a la sede del poder de Gupta en Pataliputra.

Gobernantes hun blancos

Antes de detallar a los gobernantes del Imperio indio de los hunos blancos, se debe hacer una distinción sobre cuál fue exactamente su papel. El primer rey de los cazadores blancos en la India es conocido con el nombre de Tunjina o Khingila. Sin embargo, este nombre también viene con un título de "Tegin". Este título denota gobernador o señor de la guerra. Sin embargo, hay un título completamente diferente del Kagan que se le da al señor supremo de los Hunos Blancos, cuya sede se dice que está cerca de Bukhara. La evidencia sugiere que los hunos blancos que llegaron a la India eran, aunque del mismo linaje, diferentes en términos de su dinastía gobernante y establecieron un reino independiente periférico en la India que trabajaba en conjunto con los territorios más amplios de Asia Central. Como tal, los hunos blancos se pueden dividir en los hunas de la India y los heftalitas de Asia central. Aunque mantuvieron un gobierno separado, no obstante permanecieron en contacto y en alianza, ayudándose mutuamente militarmente cuando fue necesario.

Lista de gobernantes

Los gobernantes que nos ocupan aquí son los de los Indo-Hunas, ya que están más estrechamente relacionados con nuestro sujeto principal de la región de Gandhara. Se dan varios linajes en algunos lugares, pero la mayoría de los estudiosos parecen estar de acuerdo con la siguiente cronología:

  1. Tunjina (Khingila); El primero en iniciar las invasiones indias. 455-484 CE
  2. Toramana; Hijo de Tunjina. 484-515 CE
  3. Mihirakula; Hijo de Toramana. 515-533 CE
  4. Pravarasena; Medio hermano menor de Mihirakula. 537-597 CE
  5. Gokarna; Hijo de Pravarasena
  6. Khinkhila; Hijo de Gokarna. 600 y 633 CE
  7. Yudishthira/ Judhishthira; Hijo de Khinkhila. 633 a 657 CE.
  8. Lakhana; Hijo de Yudhishthira. 657 - 670 d.C.

En la época de Lakhana, los hunos blancos se retiraron a Ghazni a través del valle de Peshawar. Ahmad Hasan Dani ha sido citado por nombrar a Yudhishthira como el último rey por esta razón, ya que en la época de Lakhana los Hunas habían sido derrotados como Imperio. Es en este momento cuando se considera que el gobierno heftalita en la India terminó después de casi 20 años de lucha.

El último rey hunnic de las tribus Indo-Huna se conoce como Purvaditya, que gobernó aproximadamente después del 670 EC. Cabe mencionar que estos reyes eran de una época muy posterior y probablemente eran señores supremos de una región muy pequeña en comparación con sus predecesores.

Estas regiones eran "Mandalas" o centros hunos y existieron durante mucho tiempo incluso después del colapso del Imperio principal. Malwa, Madhya Pradesh, Rajasthan y East Gujrat son conocidos centros Huna en la India.

El Pilar de Garuda menciona la derrota de los Hunas por el rey para el que fue erigido, y está fechado en 850 EC, lo que muestra la existencia continuada de descendientes de los Hunos Blancos en la región. Incluso hay evidencia posterior en la inscripción de Atpru que menciona al gobernante de Medapatta casándose con la hija de un rey de Hun Mandala, fechada en 977 EC.

Se dan muchas otras pruebas sobre el grado en que los hunos se extendieron en la India y, además, se dice que son los antepasados ​​de muchas tribus locales de la región, como los Rajputs, Gujars y Jats y también los Abdalis, Karluks y Khalachs en Afganistán y Asia Central .

Esto era prácticamente una costumbre en la India en ese momento, donde los conquistadores se asimilaban gradualmente a la población nativa y se integraban con la gente, a veces incluso se convertían en castas, como sucedió con los Gujars que se convirtieron en "pastores reales" de la casta Kashatrya y los Jats que se convirtieron en valientes luchadores y luego dieron lugar a otro grupo guerrero, los Sikhs. Los propios rajputs conservaron sus habilidades bélicas y más tarde fueron iniciados en la religión hindú como casta. Aradi afirma a través de varias referencias que esto se debió al hecho de que la casta brahmán vio el uso de integrar a estas personas formidables en el redil del hinduismo y, por lo tanto, los inició a través de una ceremonia especial en el siglo VII d.C. Sus raíces aún son evidentes en su música y antecedentes guerreros.

Gobernantes importantes del Imperio Indo-Huna

Aunque hay muchos gobernantes en la larga línea de sucesión de los heftalitas, solo se discuten los más importantes, los que gobernaban el imperio más grande y poderoso, al principio, en lugar de pequeños principados o ciudades estado como en tiempos posteriores.

Toramana

Nuestra primera mención de Toramana proviene de la región de Madhya Pardesh en la India, donde una inscripción lo proclama Maharajadhiraja (el Rey de reyes). Otra inscripción en el pilar principal de Kura en la pequeña ciudad de Kura en Punjab, Pakistán también mencionaba "Maharajadhiraja Shri Toramana", mostrando que gobernó al menos desde el centro de la India hasta Punjab durante el siglo V d.C. al que se han fechado estas inscripciones. La tercera mención proviene de la inscripción de Gwalior, pero esto se hizo durante el reinado de su heredero, Mihirakula. La inscripción también tiene la fecha exacta en que se hizo, que es el año 15 del reinado de Mihirakula, lo que nos dice que Toramana gobernó desde 484-515 EC. Esta inscripción incluso menciona la religión de padre e hijo, siendo parte de la secta shivita del hinduismo.

También hay evidencia numismática sobre el reinado de Toramana y la extensión de su reino que muestra que su reino se extendió desde Bactria, el este de Irán y hasta la mitad de las tierras del subcontinente indio. Su reinado fue lo suficientemente significativo como para que las monedas de su época todavía se usaran en el siglo XVIII EC en los bazares de Cachemira. Aunque se sabe a partir de alguna evidencia numismática que la religión original de los heftalitas era la adoración al sol, habían adoptado las prácticas shivitas cuando se establecieron en Gandhara, mostrando la capacidad de conformarse o adaptarse a las condiciones imperantes en lugar de ser rígidos en sus prácticas. ideologías.

En términos de fuerza física, se considera que Toramana es solo superado por Atilla the Hun, conocido como el azote de Europa durante la misma época, por haber establecido a los hunos en un estado natal viable y como una dinastía poderosa, con una extensión territorial. desde Asia Central hasta la India Central. Reorganizó las diversas tribus dispares en un todo cohesionado con un ejército y un sistema de gobierno bien estructurados, con dos sedes de poder; uno en el norte en Kabul y Purushapura y uno en el sur de la India en Malwa (en la actualidad Rajasthan y Madhya Pradesh). Fue debido a su sistema altamente estructurado de gobierno y gobierno que la gente lo aceptó, ya que era muy complaciente con los pueblos conquistados y no era innecesariamente opresivo o injusto. Esto le permitió gobernar una gran área y dio a los hunos blancos y las tribus que se unieron a ellos el estatus de una nación durante la mayor parte de un siglo.

Mihirakula

Aunque se le considera un gran gobernante en términos de conquistas militares para el Imperio heftalita, Mihirakula no es recordado de la misma forma que su padre. Se cree que fue un gobernante severo y cruel que no fue amado en absoluto por sus súbditos, y se considera la razón por la cual el nombre Huna fue temido y finalmente se opuso en el subcontinente por los gobernantes locales. Se le menciona con su padre en la inscripción de Gwalior de 530 d.C. y solo tres años después se le menciona en la inscripción de Mandasor de 533 d.C., que relata su derrota por el príncipe tribal Yasodharman que muestra la rápida disminución de su poder.

Más evidencia de su reinado se encuentra en monedas, encontradas a lo largo de Bactria y Cachemira y partes de la India que en varios momentos muestran imágenes del Dios Sol, Ahura Mazda de los Zoroastrianos o el Tridente de Shiva mostrando que aunque el gobernante era el mismo, las áreas bajo el control de los heftalitas tenían sus propias religiones dominantes regionalmente a pesar de que los gobernantes se inclinaban en un sentido u otro. La mención de él por parte del peregrino chino Sun Yung, que vino a Cachemira mientras gobernaba allí, lo convierte en un gobernante muy cruel y arrogante, ya que no mostró el debido respeto al emperador chino al ponerse de pie cuando se leyó su carta. pero en su lugar dijo "¿por qué debería respetar un trozo de papel?".

Aunque conocido como un gran guerrero y líder militar, también fue considerado un gobernante fanático que mantuvo el control por cualquier medio. Un misionero griego, Cosmas Indicopleustes, que navegó a la India en 530 EC, escribió sobre su fuerza militar, describiendo 2000 elefantes y una gran caballería. Habló de los rescates (o tributos) tomados de territorios que no estaban bajo el mando de Mihirakula. Su nombre está escrito como Gollas que apunta a una pronunciación diferente de la segunda parte de su nombre, "kula" o "gula".

La evidencia de su crueldad se da en la crónica histórica de Cachemira. Rajatanagini, donde se describe cómo persiguió a los budistas y siguió estrictamente el hinduismo shivita. Incluso construyó un templo en Cachemira mientras residía allí para la adoración de Shiva. Se dice que sus tropas destruyeron 1400 monasterios en el centro de Gandhara, Cachemira y el subcontinente noroeste, las áreas donde tenía el gobierno más sólido. Se salvaron zonas más remotas como Mardan y Swat, ya que no eran de fácil acceso y, en consecuencia, se les dejó un cierto grado de autonomía. Curiosamente, antes de su persecución estaba realmente interesado en la religión.

Después de su derrota en 533 EC por Yasodharman en Occidente, Mihirakula intentó consolidar su poder en el Este de su Imperio alrededor de Patna, pero fue derrotado por el rey Baladitya allí, quien siendo budista no mató a Mihirakula, quien luego se retiró a Cachemira. . Eventualmente ascendió al trono de Cachemira a través de la astucia y el engaño, pero no logró mantener el poder por mucho tiempo, muriendo en 533 EC de la enfermedad. Mientras estaba en Cachemira, reformó sus fuerzas y atacó la región de Gandhara nuevamente, matando a toda la familia real allí y quemando templos y estupas budistas. También masacró a la mitad de las personas que eran de fe budista.

Pravarsena

Era el hijo menor de Toramana con otra esposa, y su medio hermano Mihirakula se opuso con vehemencia, por lo que fue escondido después de la muerte de Toramana y permaneció en el norte de la India como peregrino hasta la muerte de su hermano. Luego ascendió al trono de Cachemira en 533 o 537 EC a la edad de 25. Se sabe que gobernó durante 60 años hasta 597 EC y fue considerado un aliado fuerte y leal que fue aceptado por sus súbditos, a diferencia de su predecesor. También se considera que fundó Srinagar en Cachemira y levantó un templo cerca de la ciudad para la adoración de Shiva.

Es durante el reinado de Pravarsena que vemos evidencia del uso de la palabra "ciervo" con referencia a los hunos, que es un símbolo usado a lo largo de la historia y mencionado por un poeta de la corte. Además, a partir de la evidencia numismática sabemos que los bastiones heftalitas eran los mismos que antes, a saber, Cachemira, el noroeste de Punjab, el sur de Bactria y Gandhara. En estas monedas también vemos el honorífico "Kidara" junto con el nombre del rey en lugares como Cachemira, lo que muestra que los hunos blancos estaban tratando de demostrar sus antiguas raíces kushan para cimentar su dominio.

Sociedad y Cultura

Estilo de vida

Aunque inicialmente eran nómadas que se trasladaban de pastos a pastos y entre climas fríos y cálidos, los heftalitas finalmente se establecieron en varias ciudades después de que establecieron su dominio sobre el subcontinente y Asia central. Los relatos iniciales de los peregrinos chinos describen su estilo de vida nómada, y cuentan cómo trasladaron a poblaciones enteras a nuevas áreas junto con el rey y toda su corte, pero los escritos posteriores indican cómo se habían asentado en ciudades bien defendidas y pobladas en todas las regiones conquistadas. También había una marcada diferencia de clase entre la élite y la gente común, con la élite obviamente disfrutando de lo mejor de los productos y los lujos y la gente común relegada a tareas serviles como cualquier otra sociedad.

Prácticas religiosas

Los peregrinos chinos, a saber, Sung Yun, dan evidencia de la religión de los heftalitas, específicamente en Gandhara, como la del culto al fuego, aunque en general se dice que siguen a dioses paganos, extranjeros o demonios. La idea del culto al fuego o al sol, aunque no es inusual en esa época de la historia, todavía nos permite conectar a los heftalitas con un origen iraní, es decir, la religión zoroástrica temprana, lo que da crédito a las ideas de Enoki de que los hunos blancos son de origen iraní. origen y no hunos en absoluto (Heli, 2007) y estos también se integraron más tarde en el hinduismo.

Se dice que las costumbres funerarias eran similares a las de otras tribus hunnicas o mongoloides, con un mojón de piedra levantado para albergar la tumba y un pozo para sostener el ataúd, que a veces era de madera. También se depositaron bienes en la tumba con la persona que había muerto, específicamente los que había usado en su vida. Los hunos blancos de Asia Central también sepultaron a esclavos o amigos cercanos de la persona muerta dentro de la tumba. Cuando uno de los padres moría, el niño le cortaba una oreja. Estos entierros también nos dan una contradicción con el zoroastrismo, donde los cadáveres se dejan al aire libre, pero pueden resultar ser una rama dividida de tribus iraníes que habían adoptado las costumbres locales de Asia central. Sus prácticas funerarias también los ponen en desacuerdo con las ideas de origen turco.

La poliandria es un aspecto bien documentado de sus estilos de vida, donde una mujer estaba casada con muchos hermanos y se decía que el hermano mayor era el padre de cualquier hijo que pudiera tener. Los tocados se llevaban con cuernos y su número indicaba cuántos maridos tenía la mujer que los llevaba.

Se dice que el budismo en este momento tenía aproximadamente el mismo patrón de desarrollo que antes, pero gradualmente los gobernantes heftalitas comenzaron a discriminarlo, quizás debido al aumento de otras religiones entre sus súbditos que amenazaban con superar sus ideologías. Esta también podría ser la razón por la que al principio intentaron integrarse religiosamente con la población acuñando varias monedas, pero luego fueron totalmente contra el budismo y quizás incluso contra otras religiones como el maniqueísmo y el cristianismo recién llegado. Sin embargo, su tolerancia y adherencia continua al budismo se ve hasta bien entrado el siglo VI d.C. y solo comienza a declinar después de que los heftalitas fueron eliminados del poder en el subcontinente, lo que demuestra que fueron las dinastías hindúes posteriores las que fueron la verdadera razón detrás del declive posterior. del budismo.

En todos los textos se ha señalado que la región de Gandhara se consideraba un centro de todas las religiones de la región y era de naturaleza extremadamente tolerante. Se dice que los hindúes, zoroastrianos, seguidores persas de Mitra y Ardoksho existieron aquí y fueron aceptados inicialmente por los hunos blancos, lo que, como ya se mencionó, es evidente en sus monedas e inscripciones.

Con respecto al budismo (que dependía de los monjes que viajaban y los ingresos comerciales junto con gobernantes obedientes para florecer) también hubo un aumento en la India de las enseñanzas del hinduismo puránico durante el reinado de los Guptas. Estas enseñanzas giraban en torno a las enseñanzas hindúes resurgentes que se basaban en los Puranas recién compuestos. Fue durante este tiempo, a través de las leyes escritas del hinduismo (no en evidencia antes de este tiempo), que las clases dominantes buscaron establecer su dominio indiscutible en el subcontinente. Esta dura división del orden social iba bastante en contra de todas las filosofías budista y jainista, y se unió a un aumento de las conquistas de los guptas basadas en las filosofías religiosas de un imperio panindio; esto llevó a un rechazo general respaldado por el estado de otras religiones. En el período Pre-Gupta, otras religiones como el jainismo y el budismo pudieron desarrollarse más plenamente ya que no se vieron amenazadas por una filosofía religiosa que buscaba atrincherarse en la región.

Idioma

Se han propuesto muchas teorías sobre el lenguaje de los heftalitas, pero no se han encontrado pruebas concluyentes. El turco y varios indoiranios son algunos de los idiomas propuestos, pero hay pruebas suficientes para decirnos que las diferentes regiones controladas por los heftalitas estaban bajo la influencia de diferentes idiomas como bactriano, pahlavi, sogdiano, entre otros, junto con muchas escrituras, así como bactriano. , Kharoshti, Brahmi y Pahlavi.

Lo que se puede decir con seguridad es que el idioma bactriano era el idioma oficial de los heftalitas, que en sí mismo fue un desarrollo de la escritura griega. El guión se considera muy difícil de leer, y solo se han encontrado algunos ejemplos, que no son indicativos de la gran cantidad de material sobre el que ha escrito Hsuan-Tsang, el peregrino chino. Además, la crónica china Pei-shih afirma que "Su idioma difiere del de los Juan-Juan (mongoloide), Kao-che y varias Hu (tribus turcas)" (Fundación de la Ruta de la Seda) con un relato similar presentado por Wei Shu (Libro de Wei). El idioma "Hu" se refiere al de la gente de habla iraní de Asia Central, a quienes los chinos llamaban Hu. A partir de relatos posteriores del peregrino chino Xuang Zang, podemos entender que su idioma era de origen bactriano con una base griega y todavía se usaba hasta el siglo VIII d.C.

Pueblos y aldeas

Aunque superados en número por asentamientos rurales, los centros urbanos de los heftalitas eran, sin embargo, muy importantes para fines administrativos y comerciales. Las ciudades se construyeron en dos partes; una ciudadela y una ciudad urbana, ambas altamente fortificadas y construidas con adobe y arcilla batida. Nuestra comprensión más clara de estos proviene de los peregrinos chinos, principalmente Hsuan-Tsung. Él escribe que la ciudad más grande conocida es la de Balkh, que se dice que tenía fuertes fortificaciones pero una población escasa. Tenía 100 monasterios que albergaban a 3000 monjes con un gran monasterio fuera de la ciudad también.

Termez era otro centro descrito por Hsuan-Tsung que se decía que tenía el mismo tamaño que Balkh, aproximadamente 70 ha. Tenía 10 monasterios y alrededor de 1000 monjes y tenía una ciudad central y un área suburbana encerrada por una muralla con una posible ciudadela.

Conclusión

De todas las investigaciones estudiadas podemos discernir que los hunos blancos son de hecho un pueblo muy problemático. Son problemáticos porque todo, desde sus orígenes, su religión, sus costumbres, nombres, afiliaciones tribales, etc.están en disputa o fusionados tan estrechamente con los de otros grupos similares, que señalar un límite limpio que podemos decir de manera concluyente es totalmente blanco. Hun no es una perspectiva fácil. Esto se suma a la obvia capacidad de estas personas para integrarse plenamente con las regiones conquistadas que desdibuja aún más las líneas entre los gobernantes y los gobernados y solo nos da referencias aisladas a ellos. El importante problema de las fuentes que las agrupan de diversas maneras con otras hordas nómadas o las distinguen por completo también dificulta la determinación de los límites que ocupaba este grupo.

Sin embargo, quienesquiera que fueran, todavía existe una amplia evidencia que nos dice que su influencia dentro de esta región fue rápida y brutal y quizás no en el sentido negativo. Fue brutal porque en muy poco tiempo lograron infiltrarse muy profundamente en el subcontinente indio, adoptando religiones, costumbres, ciudades e incluso estados como sus hogares. Evitaron sus vidas nómadas anteriores y poco a poco se convirtieron en una parte tan importante del tejido de la sociedad india que incluso hoy en día existen ciudades y pueblos que llevan sus nombres en la forma de Hunavasa, Hunaganva Hunajunmu, Madarya, Kemri en las provincias indias donde encontraron hogares permanentes. para ellos mismos. Entonces, a pesar del tiempo limitado que gobernaron, lograron excavar profundamente en esta región y dejaron un legado que persiste hasta el día de hoy.


Asentamientos de los hunos blancos (heftalitas) en Pakistán

Búsqueda por tema Opciones de tema

Pretoriano

Guardia inmortal

Cuanto más investigo sobre nuestro gran Mer (también conocido como Mihir / Mehar / Mhair / Mair / Mher / Maher), más me doy cuenta de que mis antepasados ​​formaron parte de la configuración de los límites importantes y también participaron en batallas que fueron vitales en el tiempo. Como kshtriya-Mer señaló en el tema llamado `` Orígenes de la gran dinastía Maitrika de Gujarate '', los vínculos entre los Mihirs (nuestros antepasados) y la dinastía Maitraka son fuertes.

Mi punto de vista se basa en dos principales eruditos históricos respetados, en primer lugar A. F. Rudolf Hoernie y la conocida teoría de Sir A. Cunningham de la siguiente manera:

Los emperadores de Kanauj eran de hecho Tomaras y además eran un clan de la tribu Gurjara. Solo hay dos inscripciones antiguas, una es la inscripción Pehewa de la época de Mahendrapala (c. 885-910 d.C.), y la segunda es la inscripción Harsha del Chohan Vigraharaja, fechada en 973 d.C., que caería en el reinado de Vijaypala ( c. 950 975). Los Tomaras eran Gurjars eran los Kachhwahas (encontrados como Keshwalas en la comunidad Mer) y los Parihars, todos descienden del Javula King Toramana o más bien eran clanes o divisiones de la tribu Javula, en cuyo caso los Javulas serían Gurjaras.

Se ha aceptado como un hecho indudable que Toramana era el rey de los Hunas (Hunos Blancos o Eftalitas). Sin duda, los Hunas se mencionan en numerosas inscripciones indias antiguas, pero la única evidencia india que conecta a los Toramana con los Hunas es la inscripción Mandasor del 535 d.C. Esta inscripción, aunque no lo dice, sugiere que Mihirakula, el hijo de Toramana a quien Yasodharman derrotó, era el rey o líder de los Hunas. El Dr. Fleet ha sugerido que los Maitrakas, es decir, los Mihiras (los Mers de hoy en día), eran la familia o el clan particular de los Hunas a los que pertenecían los Toramana y Mihirkula. Además, los Mihiras (Mers o Mehars) estaban `` unidos desde tiempos inmemoriales a los Jethwa Rajputs '', que son solo los `` mayores '' (Jethwa) o Rajakula (clan real) de los Mehars.

La información anterior es realmente interesante debido a que todavía hoy los Jethwas se encuentran dentro de la comunidad Mer y de hecho son conocidos como Rajshakhas dentro de nuestra comunidad. El señor Bhandarkar ha demostrado que hay buenas razones para creer que los Solankis (Chaulunkas), Parihars (Prathiharas), Parmars (Parmars) y Chohans (Chahumanas o Chahuvanas), los cuatro clanes llamados Agnikula de Rajputs son realmente o fueron originalmente divisiones. de los Gurjaras. A estos, los Tomaras ahora pueden agregarse como otra división Gurjara y todavía hay otro clan que también puede agregarse a la lista, este es el Kachhwahas (Kacchapaghatas).

En primer lugar y ante todo, el escolar más respetado dentro de nuestra comunidad Mer fue Maldev Ranabhai Keshwala, respetuosamente conocido como Maldev Bapu, quien había realizado una extensa investigación sobre la herencia y la historia de Mer con la ayuda de los Mer Bards (conocidos en Gujarat como Barots) y pudo rastrear nuestra ascendencia. . En su discurso de toda la India Mer Conferenc (Akhil Baratiya Mer Parishad) en febrero de 1955, las palabras exactas fueron: `` Refiriéndose al pasado histórico de los Mers, dijo que los historiadores los llamaron Maitraka, es decir, descendientes del hijo de Dios. También declaró: `` Entre los Gurjars, éramos conocidos como Mihir. De hecho, todos somos rajputs y se nos cuenta como uno de los treinta clanes sic de los rajputs.

AP Singh, la evidencia más excepcional de que muchos no han logrado vincularnos a los Mers con los Gurjars y con los Huns se encuentra dentro de nuestros clanes. Verá que la teoría del Sr. A. F. Rudolf Hoernie y Sir A. Cunningham es tan precisa como puede ser debido a que los cuatro clanes Agnikula (Parmars, Chauhans, Prathiahars y Solanki) se encuentran dentro de la comunidad Mer desde la antigüedad. Para mi asombro, los Keshwalas / Kuthwahas, que siempre se ha dicho que son el asl (clan inicial) Mers, se encuentran dentro del también como Gurjar Gotra / Apellido / Clan. Además, los Jethwas que los eruditos anteriores también mencionaron se encuentran dentro de nuestra comunidad Mer, difícilmente creo que esto sea una coincidencia y mi conclusión se basa en todos los hechos anteriores de que los antepasados ​​de los Mers de hoy en día eran de hecho los Mihirs que eran de los Hunos Blancos. para reclamar ascendencia de los Kushans, lo que explicaría que los Maitrakas son de origen Kushan. Se dice que los Mers son los generales entre los Gurjars.

¿Cuáles son sus pensamientos sobre la publicación anterior, podemos concluir que los Mers modernos son una de las divisiones de los Gurjars?

"Si te conoces a ti mismo ya tu enemigo, saldrás de cien batallas con cien victorias".


Investigación Okar

"Asia Central y los países vecinos tienen una historia muy antigua y rica. Un período complejo y poco estudiado de esta región es el medieval temprano (siglos IV-VI d.C.). En los siglos V-VI d.C. los heftalitas fundaron un gran imperio en el territorio posterior de los estados modernos de Turkmenistán, Tayikistán, Uzbekistán, Kazajstán, Afganistán, Pakistán, India y China. Algunos investigadores ven descendientes de los Yuezhi en los heftalitas. Otros los derivan de los antiguos mongoles o hunos asimilados por los pueblos de Asia Central. Sin embargo, otra teoría considera una lengua iraní de los heftalitas y su origen iraní. V. de Saint-Martin fue uno de los primeros en suponer que los heftalitas eran descendientes de los yuezhi y tenían un origen tibetano. Enoki sugiere que dos centros del imperio heftalita estaban en el Alto Amudarya. Otro centro estaba en Ghur (sur de Kunduz) y es el Hua de fuentes chinas y Gorgo de Procopius. Según Enoki, este argumento también apoya t La teoría de que el origen de los heftalitas fue el este de Tokharistán en la parte superior de Amudarya o en las montañas Hindukush y, por lo tanto, podría explicar por qué los heftalitas no establecieron su centro cerca de las montañas de Altai como se señala en fuentes chinas como su lugar de origen. Enoki en su obra posterior (1959, 27-37) agrega otros dos centros: Balkh y Warwaliz (al norte de Kunduz). ". THE HEPHTHALITES: ANÁLISIS ARQUEOLÓGICO E HISTÓRICO Escrito por AYDOGDY KURBANOV. Tesis doctoral presentada al Departamento de Historia y Estudios Culturales de la Universidad Libre, Berlín 2010. http://www.diss.fu-berlin.de/diss/servlets /MCRFileNodeServlet/FUDISS_derivate_000000007165/01_Text.pdf

"Aunque los heftalitas dominaron gran parte de Asia central y el norte de la India en el apogeo de su poder (aproximadamente 460 a 570), tenemos poca información sobre su civilización. Su nombre deriva de los" eftalitas "bizantinos, y eran conocidos alternativamente como Ye-Ta para la dinastía Wei y Hunas para el Imperio Gupta. También se les conoce como "Hunos Blancos" en algunas historias, un término derivado de una cita de la Historia de las Guerras de Procopio, en la que escribe: Los eftalitas pertenecen al linaje de los hunos, tanto de hecho como de nombre, sin embargo, no se mezclan con ninguno de los hunos que conocemos. Son los únicos entre los hunos que tienen cuerpos blancos y rostros que no son feos. "No sabemos qué nombre usaban estas personas para referirse a sí mismos". https://depts.washington.edu/silkroad/exhibit/hephthalites/hephthalite.html

Imperio heftalita. 408 y # 8211670 AD
Capitales: Kunduz (Badian), Balkh (Baktra), Sialkot (Sakala)
Idioma oficial: bactriano
Idiomas regionales: Gandhari (Gandhara), Sogdian (Sogdiana), Chorasmian, Tocharian, Turkic, Saka dialectos
Lengua litúrgica: sánscrito
Religión: budismo e hinduismo. Nestorianismo, Maniqueísmo, Zoroastrismo
Estructura política: confederación nómada

Haga clic en el mapa para ampliar.

Tridu Songtsen (tibetano: ཁ & # 4018 & # 3954 & # 3851 འད & # 3956 ས & # 3851 ས & # 4018 & # 3964 ང & # 3851 བཙན & # 3851, Wylie: Khri 'dus-srong btsan), Tridu Songtsän o Dusong Mangban, (670470, 704 y 674) AD) fue un emperador del Imperio Tibetano desde el 676 hasta el 704 d.C.

"La fortaleza de los heftalitas era Tokharistan en las laderas norte del Hindu Kush, en lo que es el actual noreste de Afganistán. Para el 479 d.C., los heftalitas habían conquistado Sogdia y expulsado a los kidaritas hacia el oeste, y para el 493 d.C. habían capturado partes de la actual Dzungaria y la cuenca del Tarim en lo que hoy es el noroeste de China. Tras el asentamiento de los Yuezhi (a los que los griegos se referían como Tókharoi), el área general de Bactria pasó a llamarse Tokharistan. El territorio de Tokharistan era idéntico a Kushan Bactria, incluidas las áreas de Surkhandarya, el sur de Tayikistán y el norte de Afganistán ".

"Hunos blancos o heftalitas, gente de orígenes oscuros, posiblemente de estirpe tibetano o turco. Los griegos los llamaban eftalitas y los indios hunas. No hay evidencia definitiva de que estén relacionados con los hunos. Los hunos blancos eran un campesinos con un conjunto desarrollado de leyes. Fueron mencionados por primera vez por los chinos, quienes los describieron (125 d. C.) como viviendo en Dzungaria. Desplazaron a los escitas y conquistaron Sogdiana y Khorasan antes de 425. Cruzaron (425) el Syr Darya ( Jaxartes) e invadió Persia. Retenidos al principio por Bahram Gur, más tarde (483 & # 821185) lograron hacer de Persia tributaria.Después de una serie de guerras (503 & # 821113) fueron expulsados ​​de Persia, perdieron permanentemente la ofensiva y finalmente (557) fueron derrotados por Khosru I. Los White Huns también invadieron la India y lograron extender su dominio para incluir el valle del Ganges. . Derrocaron temporalmente el imperio Gupta, pero finalmente fueron expulsados ​​de la India en 528 por una coalición hindú. Aunque en Persia tuvieron poco efecto, en la India los hunos blancos influyeron en la sociedad alterando el sistema de castas y alterando la jerarquía de las familias gobernantes. Algunos de los hunos blancos permanecieron en la India como un grupo distinto ". The Columbia Electronic Encyclopedia, sexta edición. Copyright & # 169 2012, Columbia University Press.

"En las crónicas chinas, los heftalitas se llaman Yanda o Ye-ti-i-li-do, mientras que las fuentes chinas más antiguas de c. 125 d.C. los llaman Hoa o Hoa-tun y los describen como una tribu que vive más allá de la Gran Muralla en Dzungaria. En otras partes se les llamaba los "hunos blancos", conocidos por los griegos como eftalita, abdel o avdel, por los indios como Sveta Huna ("hunos blancos"), chionita o turushka, por los armenios como Haital, y por los persas y Árabes como Haytal o Hayatila, mientras que su nombre bactriano es ηβοδαλο (Ebodalo). Según la mayoría de los eruditos especializados, el idioma hablado de los heftalitas era un idioma del este de Irán, pero diferente del idioma bactriano que se utilizaba como "idioma oficial" y se acuñaba en monedas. Pueden ser los ancestros epónimos de la unión tribal pashtún moderna de los Abdali, la unión tribal más grande de Afganistán ". http://www.self.gutenberg.org/articles/hephthalites

"El origen de los Gurjars es incierto. El clan Gurjar apareció en el norte de la India en la época de las invasiones Huna del norte de la India (c 470 dC). Algunos eruditos, como VA Smith, creían que los Gurjar eran inmigrantes extranjeros, posiblemente un rama de Hephthalites ("White Huns"). El Sr. Devadatta Ramakrishna Bhandarkar (DB Bhandarkar) (1875 & # 82111950) creía que los Gurjars llegaron a la India con los Hunas, y su nombre "Gujar" fue sanscrito a "Gurjara" o "Gūrjara" También creía que varios lugares de Asia Central, como "Gurjistan", llevan el nombre de los Gurjars y que las reminiscencias de la migración de Gojar se conservan en estos nombres. El general Cunningham identificó a los Gurjars con Yuezhi o Tocharians. General Cunningham y AH Bingley considere a los Gurjars como descendientes de Kushan / Yueh-chi o Tocharians de estirpe indo-escita ". http://www.mapsofindia.com/history/battles/huna-invasions-of-india.html

"Los Gujars, que pueden representar a la tribu Gurjara (Rose 1883, 2: 306), todavía practican su vida nómada, incluida la trashumancia vertical (pastoreo nómada). Baines escribe sobre los Gujars: Junto a los Jat en rango, y probablemente similar en ongm, viene el Gujar & # 8230 [que] & # 8230 ahora está generalmente afiliado a los Gurjara, una tribu que se estableció en las cercanías del Caspio y entró en la India en compañía o al mismo tiempo que los Yetha o White Huna, de quien se dice que fue rama. (Baines 1912, 44). ". https://aleximreh.wordpress.com/2014/12/15/excerpts-from-the-getes-by-sundeep-s-jhutti-2003/

Haga clic en el mapa para ampliar

". Durante el período budista del Reino de Gandhara, al que pertenece Takht-i-bahi (c 2 ° c d. C. a c 7 ° c d. C.), el área de lo que ahora es el noroeste de Pakistán y el suroeste de Afganistán contenía números significativos (he leído de & # 8220 miles & # 8221) de tales complejos. Entre los complejos en Taxila, el de Jaulian es particularmente similar a Takht-i-bahi en términos de su ubicación y distribución, ya que está situado en la ladera de una colina. Aparentemente, los Sangharamas más grandes fueron deliberadamente ubicado a una & # 8220 distancia conveniente & # 8221 de los centros urbanos en lugares apartados con colinas / bosques y agua corriente. En cuanto a escalas de tiempo relativas, el complejo Taxila de Dharamajika es el más antiguo, y se remonta a Ashoka y al siglo III a. C. Takht-i- bahi se fundó a partir del siglo I a.C., aunque se dice que tiene raíces zoroástricas anteriores, no parecía haber nada en el programa que lo demostrara. Jaulian data de alrededor del siglo II d.C. Tanto Dharamjika como Jaulian fueron destruido por los & # 8220White Huns & # 8221 en 455. Takht-i-bahi evitó este destino y & # 8220 oró sobre & # 8221 durante otros 200 años más o menos y la última construcción fechada es del 7 ° C EC & # 8211 esta evitación de la destrucción fue importante para preservar los restos a la vista hoy dia. Se dice que escapó de las depredaciones de los hunos porque estaba fuera de la carretera principal de Swat y & # 8220hidden & # 8221. La evaluación de AB también dice & # 8220if cayó en desuso debido a la interrupción de las donaciones benéficas en los tiempos modernos & # 8221 sin especificar qué significaba & # 8220modern times & # 8221. De hecho, parece una palabra inapropiada: el viajero chino Xuanzang informó del declive del budismo en la zona en 644. Los restos de Gandhara a partir de entonces, bajo varias conquistas, volvieron significativamente al hinduismo y, alrededor de 1020, se volvieron islámicos. . http://www.worldheritagesite.org/sites/takhtibahi.html

"En 701-703 d. C. los heftalitas, junto con los turcos y tibetanos, participaron en el sitio de Termez, cuando su gobernador Musa ibn Abdallah ibn Khazim se rebeló contra el regente de Khorasan. El sitio terminó con la derrota de las tropas atacantes. ". http://www.diss.fu-berlin.de/diss/servlets/MCRFileNodeServlet/FUDISS_derivate_000000007165/01_Text.pdf

"El profesor Paul Harrison de la Universidad de Stanford, descifró un pergamino de cobre de Afganistán en 2007. El pergamino está fechado entre 492 y 93 d. C. y es del período de los heftalitas. Al parecer, menciona que eran budistas y tenían nombres iraníes e incluye aproximadamente un docena de nombres, incluido el de su señor supremo o rey. En lo que respecta a su nombre general, se los ha conocido como Sveta Hunas o Khidaritas en sánscrito, eftalitas o heftalitas en griego, haitales en armenio, Heaitels en árabe y persa, Abdeles en bizantino el historiador Theophylactos Simocattes, mientras que los chinos los nombran Ye-ta-li-to, en honor a su primer gobernante importante Ye-tha o Hephtal. ". http://www.ancient.eu/White_Huns_(Hephthalites)/

". Las diversas tribus húnicas se habían dividido hace mucho tiempo en cuatro grupos a lo largo de los puntos cardinales, cada uno con un color específico. Los hunos del norte se convirtieron en los hunos" negros ", los hunos" blancos "eran las tribus occidentales, los" verdes " o "azules" eran los del sur y los hunos "rojos" ocupaban los territorios del este. Así que, a pesar de ser identificados como de piel clara, el nombre en sí tiene menos que ver con la apariencia física y más con sus métodos de afiliación tribal ideados por ellos mismos. ". http://www.ancient.eu/White_Huns_(Hephthalites)/

"Procopio de Cesarea (siglo VI d.C.) se cita varias veces en las publicaciones como las primeras descripciones físicas de estas personas y su sociedad en las siguientes palabras: & # 8220Las eftalitas son de la estirpe de los hunos, de hecho y también de nombre sin embargo, no se mezclan con ninguno de los hunos que conocemos, ya que ocupan una tierra que no es colindante ni muy cercana a ellos, pero su territorio se encuentra inmediatamente al norte de Persia, de hecho, su ciudad, llamada Gorgo, se encuentra frente al Frontera persa, y por lo tanto es el centro de contiendas frecuentes sobre las líneas fronterizas entre los dos pueblos. Porque no son nómadas como los otros pueblos hunos, pero durante mucho tiempo se han establecido en una buena tierra. Como resultado de esto, han Nunca hizo ninguna incursión en el territorio romano excepto en compañía del ejército mediano. Son los únicos entre los hunos que tienen cuerpos blancos y rostros que no son feos. También es cierto que su manera de vivir es diferente al de sus parientes, ni viven una vida salvaje como lo hacen, sino que están gobernados por un rey, y como poseen una constitución legal, observan el derecho y la justicia en sus tratos entre sí y con sus vecinos , en ningún grado menos que los romanos y los persas. & # 8221. - Procopio de Cesarea (Libro I. cap. 3). http://www.ancient.eu/White_Huns_(Hephthalites)/

"Que los eftalitas practicaban la adoración al sol ha sido sugerido por Enoki, quien dice, & # 8220 [que] los eftalitas construyeron sus tiendas con sus entradas mirando hacia el este también implicaría la práctica de adoración al sol entre ellos (Enoki ONE 1988, 175). También agrega, & # 8220 También podemos recordar la práctica del culto al sol entre los Massagetae (Herodoto I, 212) y los Kushanianos [Ta Yuezhi] & # 8221 (Enoki ON .E. 1998, 175). la práctica implícita de la adoración al sol todavía existe hoy en la estructura de las aldeas modernas de Panjabi. Además, Enoki sugiere que el Yetha adoraba al dios del fuego (Mitra) y al Dios del cielo (adoración de Daeva), manteniéndose así consistente con su idea del origen iraní del Yetha (Enoki ONE 1998, 177). Basado en las monedas de los eftalitas, a saber, las monedas de Khingila (padre de Toramana Jauvla) ,. ". https://aleximreh.wordpress.com/2014/12/15/excerpts-from-the-getes-by-sundeep-s-jhutti-2003/

"Bernshtam, en uno de sus artículos, escribió que los heftalitas continuaron el trabajo de los kushans y apoyaron el budismo, pero en otro estudio afirma que los heftalitas eran chamanistas. Tales contradicciones también se encuentran en el trabajo de Gafurov. En su opinión, Entre una cierta parte de los heftalitas, el cristianismo estaba muy extendido, y los sacerdotes fueron dirigidos en el siglo VI d.C. por el gobernante de los heftalitas a la capital sasánida por Mar Aba I (patriarca de los cristianos nestorianos en el imperio sasánida) con un Solicitud de poner a este obispo por encima de todos los cristianos heftalitas. Más tarde, Gafurov dice que los heftalitas no creían en el budismo (aunque agrega que bajo la influencia de la población subordinada, que confesó el budismo, en el contexto heftalita aparecieron adherentes de esta religión), pero honraron a su propio dios. & # 8220Cada mañana salían de sus propias tiendas y rezaban. Posiblemente, honraban al sol & # 8221. Página 233. http://www.diss.fu-berlin.de/diss/servlets/MCRFile NodeServlet / FUDISS_derivate_000000007165 / 01_Text.pdf

"En 1959, el investigador japonés Kazuo Enoki propuso que los heftalitas eran probablemente iraníes indoeuropeos (del este), ya que algunas fuentes indicaron que eran originarios de Bactria, que se sabe que estuvo habitada por personas indoiraníes en la antigüedad. Richard Frye es aceptando cautelosamente la hipótesis de Enoki, mientras que al mismo tiempo enfatiza que los heftalitas "eran probablemente una horda mixta". Más recientemente, el examen detallado de Xavier Tremblay de los nombres personales heftalitas supervivientes ha indicado que la hipótesis de Enoki de que eran iraníes del este bien puede ser correcta, pero el asunto sigue sin resolverse en los círculos académicos ”. http://www.self.gutenberg.org/articles/hephthalites

"Otra fuente que muestra que los heftalitas no persiguieron a los seguidores del budismo es la inscripción de cobre en la colección de Schøyen y que se inscribió para marcar la consagración de una estupa, un santuario budista en la región alrededor de la moderna Talaqan, situada al este de Kunduz ( noreste de Afganistán). En la lista de donantes están los nombres de los reyes heftalitas. ". Página 234. http://www.diss.fu-berlin.de/diss/servlets/MCRFileNodeServlet/FUDISS_derivate_000000007165/01_Text.pdf

Según la Encyclopaedia Iranica y la Encyclopaedia of Islam, los heftalitas posiblemente se originaron en lo que hoy es el este de Irán, Afganistán y Pakistán. Aparentemente, no tenían conexión directa con los hunos europeos, pero pueden haber estado relacionados causalmente con su movimiento. Es digno de mención que las tribus en cuestión se llamaban deliberadamente hunos para asustar a sus enemigos ". http://www.self.gutenberg.org/articles/hephthalites

"El último rey heftalita, Yudhisthira, gobernó hasta alrededor del 670 d.C., cuando fue reemplazado por la dinastía Kabul Shahi".

"En sus creencias religiosas, se dice que los eftalitas adoraban a los dioses del fuego y del sol. Si bien ninguno de los dos es inusual en las culturas primitivas del mundo, es probable que ambos juntos indiquen un origen persa. En Persia, tales creencias fueron más tarde para culminará en el zoroastrismo. ". http://rick-heli.info/silkroad/eph.html

"El Bahman yašt es la obra apocalíptica más importante en la literatura zoroastriana & # 8230Los capítulos 4 y 5 cuentan cómo las calamidades que ocurrirán en Irán al final del décimo milenio cuando las naciones enemigas & # 8212 árabes, bizantinos, turcos, quionitas, heftalitas (?), Tibetanos , Chino (ver HW Bailey, & # 8220Iranian Studies, & # 8221 BSOS 6, 1932, págs. , degradación de la ley y la moral, y degeneración de la naturaleza ". http://www.iranicaonline.org/articles/bahman-yast-middle-persian-apocalyptical-text

"Una de las monedas incluidas en esta exposición se encontró junto con otros trece ejemplos heftalitas entre las reliquias encontradas en la estupa Tope Kulan, ubicada en lo que hoy es Hadda, Afganistán. Si los gobernantes heftalitas eran hostiles al budismo, parece dudoso que los creyentes habrían enterrado monedas con retratos de sus gobernantes. Es más probable que, una vez asegurada su base de poder, al menos hayan tolerado la práctica budista dentro de su reino. Incluso pueden haber ofrecido a la religión un grado de patrocinio real. donaciones a un monasterio budista en nombre del gobernante heftalita Toramana. ". https://depts.washington.edu/silkroad/exhibit/hephthalites/hephthalite.html

"Mihirakula (chino: 大族 王) fue uno de los emperadores heftalitas más importantes, cuyo imperio estaba en los territorios actuales de Afganistán, Pakistán y el norte y centro de la India. Mihirakula era un hijo de Toramana que era un tegin (príncipe secundario) Mihirakula gobernó su imperio desde 502 hasta 530. El "Mihirakula" era un origen Huna de Asia Central y puede tener el significado de "Engendrado de Mitra", según la traducción de Janos Harmatta. Los cognados también se conocen del sánscrito fuentes, aunque es muy probable que se hayan tomado prestadas de las lenguas vecinas del este de Irán. Mihira en sánscrito es Sol y Kula es Clan. Por lo tanto, era un Syryavanshi y seguía al Señor Shiva. El viajero alejandrino del siglo VI Cosmas Indicopleustes afirma que los heftalitas en la India llegaron el cenit de su poder bajo Mihirakula. ". https://en.wikipedia.org/wiki/Mihirakula

Enoki, Kazuo, Memorias del Departamento de Investigación de Toyo Bunko, 1955, Nº 18, "Sobre la nacionalidad de los eftalitas"
Hambly, Gavin, Asia Central, 1966, Capítulo 3: "Sasánidas y turcos en Asia Central"
McGovern, William, The Early Empires of Central Asia, 1939, Cap. 18: "Los hunos en Persia y la India",
Procopio, Historia de las guerras, Libros I y II, Biblioteca clásica de Loeb,


HEFTALITAS

HEFTALITAS (Arábica Hayṭāl, pl. Hayāṭela), un pueblo que aparentemente formó la segunda ola de invasores tribales & ldquoHunnish & rdquo para incidir en los mundos iraní e indio desde mediados del siglo IV E.C. Los primeros invasores, conocidos simplemente como & ldquoHuns & rdquo (ver CHIONITES), representando al griego. * Xί & omega & nu & ldquoHun & rdquo más el sufijo tribal -itai, fueron reportados por el historiador latino Ammianus Marcellinus (16.9.3-4) como participando en hostilidades en la frontera noreste de Irán con Sasanian & Scaronāpūr II en 356. Posteriormente, alrededor del 380 EC, una cierta Kidara emerge en Ḵorāsān con el título sasánida de Ku & scaronān & scaronāh & ldquoKing sobre los Kushans, & rdquo su nombre aparece en escritura greco-bactriana en monedas de oro tipo Kushano-Sasanian como Kidaro. Dracmas posteriores, que muestran un retrato más joven, dan el nombre de Kidara en escritura brahmi, sugiriendo un sucesor del mismo nombre. Así, la confederación dominante de tribus hunas se conoció como Kidarites, designando evidentemente una agrupación política, más que étnica. Las incursiones de los hunos en Irán en la época de Bahrām V Gōr (420-38) y de Yazdegerd II (438-57) también pueden haber involucrado a los kidarites (ver DINASTÍA SĀSNIANA). Sin embargo, cuando Prisco, al describir los acontecimientos bajo el rey sasánida Pērōz (457-84), menciona repetidamente a los & ldquoKidarite Huns & rdquo bajo un rey & ldquoKounchas & rdquo [Kunḵās] (ed. Bornmann, págs. 95, 97-98, 106 tr. Blockley, págs. 337, 347, 355, 361), su uso es probablemente anacrónico, ya que Procopio (Guerras persas 1.3.1-7), en su relato clásico de estos hunos, atribuye el mismo papel a los hunos (H) eftalitas. Este último, también conocido como White Huns, lo describe como completamente distinto de los otros hunos y como habitando cerca de la frontera persa, donde su centro es una ciudad llamada Gorgo. Este nombre generalmente se interpreta como una referencia al Jorjān medieval, cerca del actual Gonbad-e Qābus (q.v.). Sin embargo, hay un relato de un testigo persa que informó el historiador armenio Lazar que describe las guerras de Pērōz con los heftalitas, su desastrosa derrota y muerte, y el alcance de la conquista de la frontera oriental. Dice: "Unos pocos hombres escaparon de la matanza al llegar a Vrkan y contaron cada uno de estos terribles sucesos" (tr. Thomson, 1991, págs. 214-15). Por lo tanto, parece que los heftalitas no llegaron a Gorgān, y la referencia puede ser más bien a Gorgānj / Jorjāniya en Choresmia.

Procopio afirma que los heftalitas viven en un territorio próspero, son los únicos hunos con tez clara, no viven como nómadas, reconocen a un solo rey, observan una constitución bien regulada y se comportan con justicia con los estados vecinos. También describe el entierro de sus nobles en túmulos, acompañados por los compañeros de bendición que habían sido sus sirvientes en sus vidas.Esta práctica contrasta con la evidencia de la cremación entre los chionitas en Amiano (19.2.1: post incensum corporis. . .) y con restos encontrados por excavadores para los hunos europeos y restos en algunos depósitos atribuidos a los quionitas en Asia Central. Por lo tanto, se asume que los heftalitas constituyeron una segunda oleada de hunos que entró en Bactria a principios del siglo V d.C., y que parece haber llevado a los kidarites a Gandhara.

Las campañas de Sasanian Pērōz contra los hef-thalitas se informan ampliamente en las fuentes islámicas; también son mencionadas por Josué el estilita (Lutero, 1997, págs. 109-14), así como descritas por Lazar. Aparentemente, Pērōz lanzó tres campañas contra estos hunos, todas desastrosas: en la primera lo llevaron a un desierto sin agua y lo obligaron a rendirse, y en la tercera cargó hacia su muerte en una zanja oculta con toda su caballería. Su serie de monedas tiende a confirmar esta versión, representando al rey con tres coronas sucesivas diferentes, lo que implica dos restauraciones separadas. Ṭabari, quien informa sobre estos eventos (I, p.873 tr., V, pág. 110), afirma que la hostilidad entre Pērōz y los heftalitas se agravó debido a su práctica de la sodomía, una acusación que se encuentra también en Balāḏori (Fotuh& aacute, pág. 403) y en Balʿami & rsquos traducción persa ampliada de Ṭabari (ed. Bahār, p. 955). Estos eventos también son narrados por Ṯaʾālebi y por Moḥammad ʿAwfi, Jawāmeʿ al-Ḥekāyāt (apud Niẓ & aacutemu & rsquod-d & iacuten, págs.148, 168). El relato más completo de las derrotas de Pērōz es probablemente el de los Y Scaronāh-nāma (ed. Moscú, VIII, págs. 12-17 tr. Warner y Warner, VII, págs. 165-69), donde el rey heftalita se informa como Ḵo & scaronnavāz (también en Balʿami), mientras que las fuentes árabes registran el nombre como Aḵ & scarononvār (q.v).

A partir de entonces, los heftalitas ejercieron un control indiscutible de un extenso territorio en Asia Central, Ḵorāsān y Afganistán. Cuando Kawād (488-96) triunfó en Irán, fue depuesto y encarcelado, pero escapó y, beneficiándose de su relación con los heftalitas, entre los que había vivido como rehén después de la derrota de Pērōz, obtuvo la ayuda de su gobernante. y un contingente militar, que le permitió recuperar el trono de Sasán. Pērōz también había pagado una gran indemnización en monedas, después de sus diversas derrotas, y Kawād, sin duda, también tuvo que pagar sustancialmente a los heftalitas por su restauración. Fue solo con la reconstrucción del poder sasánida bajo Ḵosrow I Ano & scaronirvān, entre el 558 y el 561 d.C., cuando los persas actuaron en concierto con la horda turca recién llegada bajo su Khāqān Sinjibu (Silzaboulos, con variantes, en fuentes bizantinas), que el dos poderes finalmente pudieron aplastar a los heftalitas en una batalla épica cerca de Bukhara, dividiendo sus territorios a lo largo de la línea del Oxus (Amu Daryā). los Y Scaronāh-nāma nombra al derrotado rey heftalita Ḡātfar (ed. Moscú, VIII, p. 157), aunque en Ṭabari (I, p. 895) aparece como Warāz (variante de Wazar). Sin embargo, aunque el poder de los heftalitas fue destruido en Transoxania, los reinos heftalitas permanecieron en Afganistán, de los cuales fragmentos sobrevivieron durante algún tiempo incluso después de las invasiones árabes.

No está del todo claro qué relación había existido entre estos principados heftalitas en Transoxania y los que crecieron en Afganistán e incidieron en los reinos de la India. Estos últimos pueden haber derivado de los estados hunos de Asia Central, pero lo más probable es que fueran separados e independientes. Las fuentes indias no distinguen precisamente entre los kidarites y los heftalitas, designando al invasor simplemente como Huṇas, aunque hay alusiones al Śveta Huṇa & ldquoWhite Huns & rdquo (evidentemente los heftalitas). También es posible que se mencionen & ldquoRed Huns & rdquo y & ldquoBlack Huns & rdquo (Bailey, 1954). El emperador Gupta Kumāragupta en su último año, 454-55 E.C., se enfrentó a una invasión de los hunos, que fue repelida por su príncipe heredero Skandagupta, quien luego tuvo éxito, pero tuvo que enfrentarse a varios ataques posteriores, con éxito variado.

Alrededor del 510 E.C., un gobernante heftalita, Toramāṇa, estableció su poder sobre gran parte del norte y oeste de la India. Aproximadamente en 525 le sucedió su hijo, Mihirakula, cuya ferocidad y crueldad se hicieron legendarias. Este último se menciona en las inscripciones de su decimoquinto año en Gwalior y también en Mandasor. Según el último, finalmente fue derrotado y capturado por Yaśodarman, y aparentemente sucedido por su tío o hermano (?) Hiraṇyakula. Sin embargo, finalmente fue liberado y restableció su poder en Cachemira, donde sobrevivió hasta aproximadamente el año 540 d.C. Se dice que se divirtió al tener elefantes conducidos por los precipicios allí y escuchar los chillidos de los animales aterrorizados mientras cayó. Los gobernantes sucesivos del reino heftalita parecen haber tenido su base en Afganistán, aunque no se sabe si en Kabul, Bamiyan (Bāmiān), Gardez o, lo más probable, en Ghazni. De la serie de monedas y breves avisos en la crónica de Cachemira Rājataraṅgiṇī (que parece, sin embargo, estar afectado por algún desorden cronológico), nos enteramos de otros gobernantes, Lakhana Udayāditya y Khiṅgala Narendrāditya, y el último rey, conocido solo por su título honorífico Purvāditya, cuya desaparición podría haber tenido lugar poco antes del 600 d.C. La época de los heftalitas parece haber visto un sorprendente resurgimiento de la escultura consumada en Afganistán, esta vez usando mármol, y con una preferencia por los temas brahmánicos. Una imagen de mármol de la deidad hindú Gaṇeśa, supuestamente encontrada en Gardez, fue fechada en el octavo año de Khiṇgala (Sarcar, 1963). Está relacionado con la horrible pintura de un rey heftalita en la cueva del Buda de 53 metros en Bamiyán por el hecho de que en la pintura la figura contigua de un príncipe lleva una joya en forma de cabeza de toro y rsquos, vista también en mármol. esculturas relacionadas con la imagen de Gaṇeśa (Bivar, en prensa).

Posteriormente, en el siglo VII, entre los oponentes de los invasores árabes se incluye, en el norte y noroeste de Afganistán, un personaje nombrado por los historiadores árabes Tarkhān Nēzak, a quien ahora se atribuyen plausiblemente las muchas monedas leídas por numismáticos más antiguos como Npky MLKʾ, mejor entendido como Nyzky MLKʾ (Nēzak y Scaronāh ver NĒZAK). En Arachosia se conocen monedas de un gobernante del siglo VII llamado en Pahlavi Tkyn ḥwlʾsʾn MLKʾ (Tegin Ḵorāsān & Scaronāh), probablemente idéntico al personaje nombrado por Biruni como Varhategin, fundador de lo que ese autor llama la dinastía & ldquoTurkish & rdquo. Sin embargo, aunque este nombre de hecho sugiere un origen turco, ambos sobrevivientes pueden haber representado restos de Hephthalite. El Tegin Ḵorāsān & Scaronāh fue probablemente el fundador de Teginābād, una ciudad en o cerca del sitio de la actual Kandahār. Un elemento tribal con un reclamo de ascendencia heftalita fue el Ḵalaj medieval (q.v.). Hay indicios de que secciones de este grupo eran originalmente de habla turca, aunque federadas en la Edad Media con tribus de habla pastún. También se afirma que la tribu de los Gurjaras acompañó a los invasores heftalitas, dando su nombre a varias localidades en su ruta a Gujarat, y que son ancestros también de los pastores gujar que hoy frecuentan las elevaciones más altas de la Provincia de la Frontera Noroeste. y Cachemira.

Los documentos bactrianos recién descubiertos estudiados por N. Sims-Williams (1997, 2001) arrojan una luz interesante sobre Afganistán durante los períodos Kushano-Sasanian y Hephthalite, que contienen referencias a un impuesto recaudado especialmente como tributo para los Hephthalites (Sims-Williams, 1997 , No. 16). Bajo ellos, se muestra que se ha llevado a cabo una administración sorprendentemente ordenada, lo que confirma el informe de Procopio anterior. Estos documentos dejan en claro que el idioma bactriano iraní medio escrito en escritura griega no era el idioma nativo de los heftalitas, como algunos han afirmado, sino el idioma tradicional de administración en esta región desde la época de Kushan y posiblemente antes. Como se mencionó anteriormente, existe alguna evidencia del uso de la lengua turca bajo los heftalitas. El nombre Mihirakula posiblemente representa una sanscritización de una designación turca. mihr-qul "Equoslava de Mitra", una formación teofórica familiar. Los documentos bactrianos también atestiguan varios títulos reales turcos, aunque estos también podrían explicarse por la infiltración turca posterior al sur del Oxus.

ʿAwfi, Muḥammad, en M. Niẓ & aacutemu & rsquod-d & iacuten, Introducción a la mandíbula & aacutemiʿ ul-Ḥik & aacutey & aacutet wa Law & aacute-miʿu ʾRiw & aacutey & aacutet of Sad & iacutedu & rsquod-d & iacuten Muḥammad al-ʿAwf & iacute, Londres, 1929. (El texto completo de los pasajes relevantes parece no haberse impreso todavía).

H. W. Bailey, & ldquoHāra-hūṇa, & rdquo Asiatica.Festschrift Friedrich Weller, Leipzig, 1954, págs. 12-21.

M. K. Dhavalikar, & ldquoUna nota sobre dos estatuas de Gaṇeśa de Afganistán, & rdquo este y oeste 21, 1971, págs. 331-36.

Firdausi, El Sh & aacutehn & aacutema de Firdausi, tr. por Arthur George Warner y Edmond Warner, vol. VII, Londres, 1915.

R. Ghirshman, Les Chionites-Hephthalites, El Cairo, 1948.

R. G & oumlbl, Dokumente zur Geschichte der Iranischen Hunnen en Baktrien und Indien, Wiesbaden, 1967, 4 vols. Vol. III proporciona un álbum completo de Hephthalite y acuñaciones relacionadas, pero los volúmenes del texto deben leerse con precaución.

Frantz Grenet, & ldquo Interacción regional en Asia Central y el noroeste de India en los períodos Kidarite y Hephthalite, & rdquo Actas de la Academia Británica 116, 2002, págs. 203-24.

S. Kuwayama, & ldquoThe Turki-Shāhis y esculturas brahmánicas relevantes en Afganistán, & rdquo este y oeste, 26 / 3-4, 1976, págs. 375-407.

Idem, & ldquoL & rsquoInscription du Gaṇeśa de Gardez et la chronologie des Turki-Śahis, JA 279, 1991, págs. 267-87.

B. A. Litvinsky, & ldquoThe Hephthalite Empire & rdquo en B. A. Litvinsky et al., Eds., Historia de las Civilizaciones de Asia Central, III: La encrucijada de civilizaciones: 250-750 d.C., París, 1996, págs. 135-62.

Andreas Luther, tr., Die syrische Chronik des Josua Stylites, Berlín, 1997.

W. M. McGovern, Los primeros imperios de Asia Central, Chapel Hill, 1939 repr. Raleigh, 1965, pág. 408.

A. Miller, Relatos de las naciones occidentales en la historia de la dinastía Chou del Norte, Berkeley, 1959, esp. págs. 11-12.

Priscus, ed. Fritz Bornmann, Prisci Panitae Fragmenta, Firenze, 1979 English tr. por R. C. Blockley, Historiadores clasificatorios fragmentarios del último Imperio Romano, II, Liverpool, 1983. Nicholas Sims-Williams, Documentos bactrianos del norte de Afganistán: el desciframiento de Bactrian, Londres, SOAS, 1997 (especialmente no. 16 hbodalo iabgo... Hbodalo co (ad) hoaggo labiro & ldquoHephthalite yabghu . . . escriba de los señores heftalitas. & rdquo

Ídem, Documentos bactrianos del norte de Afganistán. I. Documentos legales y económicos (Estudios en la Colección Khalili de Arte Islámico, Volumen III), Oxford, 2001 = Corpus Inscr. Irán., Pt. II. Inscripciones de los períodos seléucida y parto y del este de Irán y Asia central. Vol. VI. (especialmente Glosario, p. 193, s.v. hbodologgo adj. & ldquoHephthalite & rdquo hbodalo sustantivo & ldquoHephthalite, & rdquo, etc.).

D. C. Sircar, & ldquoTres inscripciones medievales tempranas: 1. Inscripción de Kabul de Shāhi Khingāla, & rdquo Epigraphia Indica 35, 1963, págs. 44-47.

Esta es probablemente la edición más confiable, pero el editor entendió erróneamente que el título Shāhi, designación ordinaria del persa medio para & ldquoKing & rdquo, necesariamente implica una conexión con la dinastía del siglo IX d.C. de los hindúes-shahis y sus predecesores inmediatos. Su datación de las formas de las letras en los siglos VI-VII E.C. es más convincente. Donald Stadtner, & ldquo Dos Bodhisattvas del siglo V de Afganistán, & rdquo Estudios del sur de Asia 16, 2000, págs. 37-44.

M. A. Stein, ed., Kalhana & rsquos Rajatarangini o Crónica de los reyes de Cachemira. I. Texto sánscrito con notas críticas, Bombay, 1892 repr. Nueva Delhi, 1989.

Ídem, tr., Kalhana & rsquos Rajatarangini: Una crónica de los reyes de Cachemira, traducida, con una introducción, comentarios y apéndices, 2 vols., Westminster, 1900 repr. Delhi, 1979.

Idem, & ldquoLos ​​hunos blancos y tribus afines en la historia de la frontera del noroeste de India, & rdquo Anticuario indio 34, 1905, págs. 74-85.

Robert W. Thomson, tr., La historia de Lazar P & rsquoarpec & rsquoi, Atlanta, 1991.

G. Tucci, & ldquoInforme preliminar sobre un estudio arqueológico en Swat, & rdquo este y oeste 9/4, diciembre de 1958, págs. 276-328.

La inscripción de Khiṇgala se edita resumidamente en las págs. 327-28, n. 29.

Geo Widengren, & ldquoXosrau Ano & scaronirvan, les Hephthalites et les peuples Turcs, & rdquo Orientalia Suecana 1, 1952, págs. 69-94.


Expansión hacia el oeste

Como parte de su expansión hacia el oeste, los heftalitas entraron en Kabul y derrocaron a los kushan. Alrededor del año 440, los heftalitas conquistaron Samarcanda (Sogdian), seguidos de Balkh y Bactria.

Poco a poco, los heftalitas se fueron acercando cada vez más a las tierras controladas por el poderoso Imperio Sasánida (el último reino del Imperio Persa antes del surgimiento del Islam). En 484, un ejército heftalita dirigido por Akhshunwar atacó Sassania y mató al rey Peroz en Khurasan. Ahora, los heftalitas estaban a cargo de las tierras que se extendían hasta Merv y Herat, pero otras partes del Imperio Sasánida seguían intactas.

Después de que el Kavad real sasánida hubiera comenzado una lucha por el trono con Balash, hermano del difunto Peroz, los heftalitas formaron una alianza con Kavad, y él se casó con la sobrina del jefe heptalita. Con la ayuda de los heftalitas, Kavad se ganó a Balash y tomó el trono en 498.

Piandjukent

Los heftalitas fundaron la ciudad Piandjikent en el valle de Zaravshan, a unos 65 km al suroeste de Samarcanda (Sogdia).

En el siglo VII, esta ciudad se hizo famosa por sus increíbles pinturas murales. Lamentablemente, los árabes los destruyeron más tarde.

Migración entre Badakshan y Bactria

Badakshan fue elegida como residencia de verano para los jefes de los heftalitas, quienes luego emigraron de regreso a Bactria para la temporada de invierno.


Los hunos blancos (caucásicos)


"[Los hunos blancos] son ​​de la estirpe de los hunos, tanto de hecho como de nombre; sin embargo, no se mezclan con ninguno de los hunos que conocemos. Son los únicos entre los hunos que tienen cuerpos blancos".

Eftalitas fue el nombre que les dieron los historiadores bizantinos, haathelaítas por el historiador persa Mirkhond y, a veces, Ye-tai o Hua por los historiadores chinos. También se les conoce como los hunos blancos, distintos de los hunos que, liderados por Atila, invadieron el Imperio Romano.

Se los describe como un pueblo de estepa afín que originalmente ocupaba las tierras de pastoreo en las montañas de Altai en el suroeste de Mongolia.

Hacia mediados del siglo V, se expandieron hacia el oeste probablemente debido a la presión de los juan-juan, una poderosa tribu nómada de Mongolia. En décadas, se convirtieron en una gran potencia en la cuenca del Oxus y en el enemigo más serio del imperio persa.

Buda al estilo de Gandhara (Museo de Arte Asiático de San Francisco / Albill Flickr)

Expansión hacia el oeste
Cuando los heftalitas obtuvieron el poder, Kushan y Gandhara fueron gobernados por los Kidarites, una dinastía local de la tribu Hun o Chionites. Los heftalitas entraron en Kabul y derrocaron a Kushan. Los últimos Kidarites huyeron a Gandhara y se establecieron en Peshawar. Aproximadamente en 440 A.C.E. los heftalitas tomaron más adelante a Sogdian (Samarcanda) y luego a Balkh y Bactria.

Los heftalitas se acercaron cada vez más al territorio persa. Los heftalitas se convirtieron en la superpotencia de Asia central. No solo destruyeron parte del Imperio Sasánida en Irán, sino que también intervinieron en sus luchas dinásticas.

Expansión hacia el este en la cuenca del Tarim
Con la estabilización en la frontera occidental, los heftalitas extendieron su influencia hacia el noroeste en la cuenca del Tarim. Desde el 493 al 556 d.C., invadieron Khotan, Kashgar, Kocho y Karashahr. La relación con Juan-juan y China se estrechó. El registro chino indicó que entre 507 y 531, los heftalitas enviaron trece embajadas al norte de Wei (439-534) a través de un rey llamado Ye-dai-yi-li-tuo.

La invasión [¿aria?] De la India
Durante el siglo V, la dinastía Gupta en India reinó en la cuenca del Ganges y con el Imperio Kushan ocupó el área a lo largo del río Indo. India conocía a los heftalitas como Huna por el nombre sánscrito. Los heftalitas o hunas esperaron hasta 470, justo después de la muerte del gobernante gupta, Skandagupta (455-470), para entrar en la India desde el valle de Kabul después de la conquista de kushan. Continuaron a lo largo del Ganges y arruinaron todas las ciudades y pueblos.

La capital noble, Pataliputra [ubicada por Ranajit Pal], se redujo en población a una aldea. Persiguieron a los budistas y quemaron todos los monasterios. Su conquista se llevó a cabo con extrema ferocidad y el régimen de Gupta (414-470) se extinguió por completo.

Durante treinta años, el noroeste de la India estuvo gobernado por reyes heftalitas. Algunos de los reyes heftalitas que gobiernan la India se encuentran en monedas. Los más famosos fueron Toramana y Mihrakula, que gobernaron la India en la primera mitad del siglo VI.

El idioma
Existen numerosos debates sobre el lenguaje heftalita. La mayoría de los estudiosos creen que es iraní [ario] Para el Pei Shih afirma que el lenguaje de los heftalitas difiere del de los Juan-juan (Mongoloide) y de los "varios Hu" (turco) sin embargo, algunos piensan que los heftalitas hablaban lenguas mongolas como el Hsien-pi (siglo III) y el juan-juan (siglo V) y los ávaros (siglos VI-IX).

Según los peregrinos budistas Sung Yun y Hui Sheng, que los visitaron en 520, no tenían escritura, y el Liang shu afirma específicamente que no tienen letras, pero usan varas de conteo. Al mismo tiempo, hay evidencia numismática y epigráfica que muestra que los heftalitas usaban una forma degradada del alfabeto griego.

Dado que el Kushan fue conquistado por los heftalitas, es posible que conservaran muchos aspectos de la cultura Kushan, incluida la adopción del alfabeto griego. Más >>


PAKISTÁN

El origen de los heftalitas & # 160

La escasez de registros en Hephthalites o Ephthalites nos proporciona una imagen fragmentaria de su civilización e imperio. Su trasfondo es incierto. Probablemente provenían de una combinación de los pueblos de la cuenca del Tarim y los Yueh-chih. Hay un parecido sorprendente en las cabezas deformadas de los primeros reyes Yueh-chih y Hephthalite en sus monedas. Según la Historia de las guerras de Procopio, escrita a mediados del siglo VI, los heftalitas & # 160

"son de la estirpe de los hunos tanto de hecho como de nombre: sin embargo, no se mezclan con ninguno de los hunos que conocemos. Son los únicos entre los hunos que tienen el cuerpo blanco". & # 160

Eftalitas fue el nombre dado por los historiadores bizantinos y haathelaítas por el historiador persa Mirkhond, ya veces Ye-tai o Hua por los historiadores chinos. También se les conoce como los Hunos Blancos, a diferencia de los hunos que lideró Atila invadiendo el Imperio Romano. Se los describe como un pueblo de estepa afín que originalmente ocupaba los pastizales en la montaña de Altai en el suroeste de Mongolia. & # 160

Hacia mediados del siglo V, se expandieron hacia el oeste probablemente debido a la presión de los juan-juan, una poderosa tribu nómada de Mongolia. En décadas, se convirtieron en una gran potencia en la cuenca del Oxus y en el enemigo más serio del imperio persa. & # 160

La expansión hacia el oeste y la guerra con el Imperio Sasánida & # 160

En el momento en que los heftalitas ganaron el poder, Kushan y Gandhara estaban gobernados por los kidarites, una dinistía local de la tribu hun o chionitas. Los heftalitas entraron en Kabul y derrocaron a Kushan. Los últimos Kidarites huyeron a Gandhara y se establecieron en Peshawar.Alrededor del 440, los heftalitas tomaron más Sogdian (Samarcanda) y luego Balkh y Bactria. & # 160

Los heftalitas se acercaron cada vez más al territorio persa. En 484, el jefe heftalita Akhshunwar dirigió su ejército y atacó al rey sasánida Peroz (459-484) y el rey fue derrotado y asesinado en Khurasan. Después de la victoria, el imperio heftalita se extendió a Merv y Herat, que habían sido las regiones del imperio sasánida. Los heftalitas, en ese momento, se convirtieron en la superpotencia de Asia Central. No solo destruyeron parte del Imperio Sasánida en Irán, sino que también intervinieron en sus luchas dinásticas cuando el rey Sasánida, Kavad (488-496), luchaba por el trono con Balash, hermano de Peroz. Kavad se casó con la sobrina del jefe heftalita y los heftalitas lo ayudaron a recuperar su corona en 498. & # 160

Después de la conquista de Sogdia y Kushan, los heftalitas fundaron la capital, Piandjikent, a 65 kilómetros al suroeste de Samarcanda en el valle de Zaravshan. Esta ciudad alcanzó más tarde su prosperidad, produjo una de las mejores pinturas murales del siglo VII y más tarde fue destruida por los árabes. Los heftalitas eligieron a Badakshan como su residencia de verano. Sus jefes vivían al norte del Hindu Kush, migrando estacionalmente desde Bactria, donde pasaban el invierno, a Badakshan, su residencia de verano. Bajo el control de Hephthalite, la escritura y el lenguaje bactrianos continuaron siendo usados ​​y el comercio y el comercio florecieron como antes. & # 160

La expansión hacia el este a la cuenca del Tarim & # 160

Con la estabilización en la frontera occidental, los heftalitas extendieron su influencia hacia el noroeste en la cuenca del Tarim. Desde el 493 al 556 d.C., invadieron Khotan, Kashgar, Kocho y Karashahr. La relación con Juan-juan y China se estrechó. El registro chino indicó que entre 507 y 531, los heftalitas enviaron trece embajadas al norte de Wei (439-534) por el rey llamado Ye-dai-yi-li-tuo. & # 160

Durante el siglo V, la dinastía Gupta en la India reinó en la cuenca del Ganges y el imperio Kushan ocupó el área a lo largo del Indo. India conocía a los heftalitas como Huna por el nombre sánscrito. Los Hephthaltes o Hunas esperaron hasta 470 después de la muerte del gobernante de Gupta, Skandagupta (455-470), y entraron en Inda desde el valle de Kabul después de la conquista de Kushan. Secaron a lo largo del Ganges y arruinaron todas las ciudades y pueblos. La capital noble, Pataliputra, se redujo en población a una aldea. Persiguieron a los budistas y quemaron todos los monasterios. Su conquista se llevó a cabo con extrema ferocidad y el régimen de Gupta (414-470) se extinguió por completo. & # 160

Durante treinta años, el noroeste de la India estuvo gobernado por reyes heftalitas. Aprendimos algunos de los reyes heftalitas que gobernaban la India por las monedas. Los más famosos fueron Toramana y Mihrakula que gobernaron la India en la primera mitad del siglo VI. & # 160

Existen numerosos debates sobre el lenguaje heftalita. La mayoría de los eruditos creen que es iraní porque el Pei Shih afirma que el idioma de los heftalitas difiere del de los juan-juan (mongoloide) y de los "varios hu" (turcos); sin embargo, hay quienes piensan que los heftalitas hablaban lenguas mongolas como el Hsien-pi (siglo III) y los Juan-juan (siglo V) y los ávaros (siglos VI-IX). Según los peregrinos budistas Sung Yun y Hui Sheng, que los visitaron en 520, no tenían escritura, y el Liang shu afirma específicamente que no tienen letras, pero usan varas de conteo. Al mismo tiempo, hay evidencia numismática y epigráfica que muestra que los heftalitas usaban una forma degradada del alfabeto griego. Dado que el Kushan fue conquistado por los heftalitas, es posible que conservaran muchos aspectos de la cultura Kushan, incluida la adopción del alfabeto griego.

Es igualmente inconsistente al comparar las referencias a la religión de los heftalitas. Aunque Sung Yun y Hui Sheng informaron que los heftalitas no creían en el budismo, existe una amplia evidencia arqueológica de que esta religión se practicaba en territorios bajo el control de los heftalitas. Según Liang shu, los heftalitas adoraban el cielo y también el fuego, una clara referencia al zoroastrismo. Sin embargo, los entierros encontrados parecen indicar la práctica normal de deshacerse de los muertos, lo cual va en contra de la creencia de Zoroastro. & # 160

Se sabía muy poco sobre estos nómadas heftalitas. Poco arte ha quedado de ellos. Según Sung Yun y Hui Sheng, quienes visitaron a su jefe heftalita en su residencia de verano en Badakshan y más tarde en Gandhara, & # 160

Los heftalitas no tienen ciudades, pero deambulan libremente y viven en tiendas. No viven en ciudades, su sede de gobierno es un campo de mudanzas. Se mueven en busca de agua y pastos, viajando en verano a lugares frescos y en invierno a lugares más cálidos. No creen en la ley budista y sirven a un gran número de divinidades ". & # 160

Aparte de la deformación de los cráneos, la otra característica interesante de los heftalitas es su sociedad poliándrica. Los registros de hermanos que se casaron con una esposa se habían informado de una fuente china. & # 160

Entre el 557 y el 561, el rey persa Cosroes se alió con otro pueblo de la estepa que había aparecido desde el interior de Asia. Chorsoes quiso aprovechar la situación para vengarse de la derrota de su abuelo Peroz se casó con una hija del cacique nómada y se alió con ellos contra los heftalitas. El jefe Sinjibu era el más valiente y fuerte de todas las tribus y tenía el mayor número de tropas. Fue él quien conquistó a los heftalitas y mató a su rey. & # 160

Atacados misericordiosamente por dos lados, los heftalitas fueron completamente destruidos y desaparecieron por 565, de los cuales solo un pequeño número sobrevivió. Algunos grupos sobrevivientes que vivían al sur de Oxus escaparon de las garras de Cosroes y luego cayeron ante los invasores árabes en el siglo VII. Uno de los grupos supervivientes huyó hacia el oeste y puede que fueran los antepasados ​​de los últimos ávaros de la región del Danubio. El declive de los heftalitas marcó un punto de inflexión en la historia de las estepas. Se estaba abriendo otra era en Asia Central. Dado que los aliados de Cosroes eran los turcos occidentales, un nuevo poder iba a dominar la estepa durante los próximos siglos. & # 160

LOS HEFTALITAS
Richard Heli & # 160

El primer encuentro de un estudiante occidental con los misteriosos eftalitas, o heftalitas, o hunos blancos de Asia central, es probablemente a través de los escritos de Procopio, ese contemporáneo del emperador bizantino Justiniano y feroz polemista contra su soberana y la emperatriz Teodora. Procopio registró las observaciones de un embajador que viajaba hacia el este con los enemigos en algún momento de Bizancio, los persas, que habían elegido por un tiempo, y desde la perspectiva bizantina muy afortunadamente, la guerra contra sus vecinos del este para variar, los eftalitas: "Los eftalitas son de la estirpe de los hunos, tanto de hecho como de nombre, sin embargo, no se mezclan con ninguno de los hunos que conocemos. Son los únicos entre los hunos que tienen cuerpos blancos y rostros que no son feos ". [Procopio] y n. ° 160

Por lo tanto, incluso en su primera aparición, la cuestión de los orígenes de este pueblo entra en duda. Porque si son hunos, ¿cómo es que la apariencia de estos "hunos blancos" difiere tan marcadamente de la de los hunos propiamente dichos? Esta cuestión no era una que Procopio, tan lejos de los eftalitas, estuviera en posición de determinar. El hecho de que los investigadores modernos puedan hacerlo mejor se debe en gran parte a la supervivencia de los escritos en el otro extremo del páramo de Asia Central, de aquellos que estaban más cerca del punto de origen y se encontraron con este grupo al principio de su historia, es decir, los chinos. & # 160

Para los chinos, eran los Ye-ti-i-li-do o Yeda, aunque los cronistas chinos parecen darse cuenta de que la gente se llamaba a sí misma la gente de Hua (la similitud con Hun puede ayudar a explicar el origen de "White Hun ") y que los términos chinos provienen en realidad del nombre del líder Hua. Como Procopio, los cronistas chinos contemporáneos tenían sus propias teorías sobre los orígenes de los eftalitas. Un pensamiento que estaba relacionado de alguna manera con los Visha (indoeuropeos conocidos por los chinos como "Yueh Chih"), otro, una rama del Kao-ch`ê, un tercero, descendientes del general Pahua, un cuarto descendientes de Kang Chu y un quinto admite que no puede aclarar sus orígenes en absoluto. Esto no debería desanimarnos, ya que no es en las teorías de tales escritores donde podemos encontrar valor, sino más bien en sus observaciones fácticas que pueden conducir a la respuesta. & # 160

El investigador japonés Kazuo Enoki asume las teorías de los escritores antiguos y modernos, incluido el temible Stein, golpeando las piernas una tras otra. Teorías que se basan en la coincidencia de nombres, p. Ej. Pahua y Hua, son poco probables en esta parte del mundo que exhibe tantos idiomas y tanta adaptación lingüística y variación ortográfica, señala, y no deben sostenerse si otros tipos de evidencia no apoyan el razonamiento. La afirmación de Stein de que los eftalitas eran de la tribu de los hunos y, por lo tanto, de origen turco se descarta en gran medida sobre esta base. Por otro lado, J. Marquart encuentra similitudes entre los términos para los eftalitas en la India y las palabras en el idioma mongol, pero esta teoría requiere tantos saltos entre lenguas que sigue siendo bastante poco convincente. Finalmente, hay toda una escuela de investigadores que intenta demostrar que esta tribu es turca, aunque no húngara. Estos también deben basarse solo en evidencia de nombre endeble. En cambio, Enoki hace un caso convincente de que los eftalitas son en realidad un grupo iraní. Su teoría, hay que admitirlo, no lo explica todo, pero parece que hay pocas cosas en su contra. Más importante aún, se basa primero en datos sobre los que generalmente se acepta, a saber, observaciones antiguas de los movimientos geográficos y la cultura eftalita. & # 160

Para Enoki, los orígenes de Ephthalite pueden determinarse considerando dónde no estaban, así como por dónde sus conquistas llevaron a sus enemigos. Anteriormente no estaban al norte del Tien Shan, por lo que no procedían de esa región. Expulsaron a los kidarites de Balkh hacia el oeste, por lo que procedían originalmente del este. Con este razonamiento, se cree que los eftalitas se originaron en Hsi-mo-ta-lo (al suroeste de Badakhshan y cerca del Hindu Kush), que de manera tentadora significa Himtala, "llanura nevada", que puede ser la forma sánscrita de Hephthal. . & # 160

Volviendo a los elementos de la cultura eftalita, Enoki señala que los comentarios de Procopio sobre su apariencia, aunque no son decisivos, están a favor de una teoría iraní. De manera similar, los viajes de Hsuan Chwang en el siglo VII muestran que no encontró diferencias físicas entre los descendientes de los eftalitas y sus conocidos vecinos iraníes. En cuanto a su idioma, los comentaristas dejaron en claro que no era ni turco ni mongol, lo que también parece apoyar un origen iraní. & # 160

Las costumbres iraníes también son comunes en el mundo eftalita. Por ejemplo, la práctica de varios maridos con una sola mujer, o poliandria, fue siempre la regla, que es acordada por todos los comentaristas. Que esto era evidente se evidenciaba en la costumbre entre las mujeres de llevar un sombrero con varios cuernos, uno para cada uno de los maridos subsiguientes, todos los cuales también eran hermanos del marido. De hecho, si un esposo no tuviera hermanos naturales, adoptaría a otro hombre para que fuera su hermano para que se le permitiera casarse. Los derechos conyugales se intercambiaron y los hijos se asignaron a su vez y el esposo mayor recibió el primero y así sucesivamente. Es revelador que la poliandria nunca se haya asociado con ninguna tribu hun, pero se conoce de varias tribus de Asia Central, incluidos los arios en la India, otros indoeuropeos y probablemente en el Irán prehistórico. & # 160

En sus creencias religiosas, se dice que los eftalitas adoraban a los dioses del fuego y el sol. Si bien cualquiera de los dos no es inusual en cualquier cultura temprana del mundo, es probable que ambos juntos indiquen un origen persa. En Persia, tales creencias culminarían más tarde en el zoroastrismo. & # 160

Como parte de su observancia religiosa, los eftalitas no incineraron, pero como informan todos los comentaristas, incluido Procopio, siempre enterraban a sus muertos, ya sea construyendo una tumba o bajo tierra. Esto no es consistente con la práctica zoroástrica de dejar el cuerpo al aire libre, pero está claramente en desacuerdo con los grupos nómadas turcos. La práctica de la inhumación puede indicar simplemente un grupo iraní que se había separado de la rama principal en una fecha temprana y había adoptado las costumbres funerarias locales de Asia Central. & # 160

La carrera política como un cohete de los eftalitas se puede rastrear en el Apéndice A. Puede verse que sus enormes y rápidos éxitos se debieron no solo a la ferocidad en la batalla, sino también a la astuta diplomacia. Al igual que los árabes, los vikingos y otros en el desfile de la historia, parecen aparecer prácticamente de la nada y amasar para sí mismos un área enorme. De su idioma, solo se conocen cuatro palabras, incluida "Ephthalite", y estas son dudosas. Sus monedas son putativas en el mejor de los casos, sus artes, totalmente desconocidas. & # 160

Sin embargo, a pesar de su aparente talento para la guerra y la diplomacia, parecen haber sido gobernantes duros a los que los súbditos rebeldes no les agradaban y, por lo tanto, su legado es breve. El emperador persa Cosroes, ante la elección de la guerra contra los turcos o la conquista de los eftalitas, apenas necesitó un momento para optar por lo último, irónico si los eftalitas realmente tenían un origen iraní. Pero esas ideas nacionalistas no eran la regla en esos tiempos. No se ha escrito mucho sobre su dramática historia desde 1966, pero Enoki insinúa que a partir de la traducción y el estudio de posibles documentos eftalitas desenterrados en Lou Lan, algún día podremos aprender más sobre este misterioso y fascinante pueblo. Esperemos que así sea. & # 160

Apéndice A: Cronograma aproximado. [Enoki, McGovern] y n. ° 160
420-427 Los eftalitas atacan Persia tan al oeste como la moderna Teherán. & # 160
427 & # 160 Los eftalitas sufren una abrumadora derrota en Persia. & # 160.
437 & # 160 Embajada de China a Tokharistan (área alrededor de Balkh) y Gandhara no encuentra señales de Eftalitas. & # 160
454 & # 160 Los eftalitas se vengan de la pérdida anterior ante los persas sasánidas. & # 160
456 & # 160 Los eftalitas envían su primera embajada a los chinos. & # 160
457 & # 160 Firuz (Peroz), ex rey de Persia, solicita ayuda de Ephthalite. & # 160
459 Firuz recupera el trono persa con la ayuda de los ejércitos eftalitas. & # 160
464-475 Las guerras entre los antiguos aliados se resolvieron con tributo persa en 475. & # 160
465-470 Los eftalitas conquistan Gandhara, establecieron un Tegin (un virrey). & # 160
470-480 Guerra entre Tegin de Gandhara y el Imperio Gupta de la India. & # 160
473-479 Los eftalitas conquistan Sogdiana, conduciendo a los kidarites hacia el oeste. Siguiente conquista de Khotan y Kashgar (en la cuenca del Tarim). & # 160
480-500 El imperio Gupta colapsa. Tegin es el señor del norte y centro de la India. & # 160
484 Firuz inicia una nueva guerra contra los eftalitas que fracasa estrepitosamente. & # 160
486 El heredero de Firuz, Kubad, se refugia con eftalitas tras un golpe. & # 160
488 Kubad recupera el trono con la ayuda de Ephthalite. & # 160
493-508 Los eftalitas extienden su poder hasta Zungaria, luego Turfan y Karashar (en la China moderna). & # 160
497 Kubad depuesto y escapa a un segundo refugio con los eftalitas. & # 160
500 eftalitas colocan a Kubad en el trono sasánida por segunda vez (muere 531). & # 160
503-513 Kubad hace la guerra a los eftalitas. Paz en 513 dura. & # 160
522 & # 160 Apex of Ephthalite power. El jefe de los nómadas Juan-Juan huye a los eftalitas en busca de protección. Los eftalitas dominan el norte y el sur de la cordillera de Tien Shan. Control hasta Tieh-lo en el sur, Ci`ih-le ^ (Kao-ch`e ^) en el norte, al menos hasta Khotan en el este probablemente más, y hasta Persia en el oeste. Un Imperio Eftalita separado controla gran parte de la India. Cuarenta países (incluida la Persia sasánida) están en tributo. Los centros de eftalita se encuentran en Ghur, Balkh, Warwaliz (al norte de la actual Kunduz, cerca de la fuente del Oxus) y Hsi-mo-ta-lo. El imperio entero probablemente comprende de cincuenta a sesenta mil individuos. & # 160
531 Chosroes sucede a su padre Kubad en Persia. & # 160
532 Revueltas en India Los eftalitas pierden la mayor parte del este y centro de la India. & # 160
532-542 El gobernante que huye conquista Cachemira por un breve reinado. & # 160
552 Los turcos derrocan a los ávaros y comienzan pequeños conflictos con los eftalitas. & # 160
C. 565 & # 160 Turks and Chosroes (Khusrau) of Persia se alían para capturar y dividir el imperio Ephthalite. & # 160
C. 570 & # 160 Derrocamiento del gobierno eftalita en India. & # 160


Hunos blancos (heftalitas) - Historia

Para realizar una compra o para obtener más información, HAGA CLIC AQUÍ


Hunos blancos / Hepthalita Gandahara. 475 - 576 d.C. Billon dracmas. Anverso: Busto del rey a la derecha, con una ornamentada corona con cabeza de toro Napki Malka en Pahlavi. Rev: Dos asistentes flanqueando un altar de fuego, Kabul y Zabul. Monedas inusuales, ¡y estos ejemplares se encuentran en notable estado de conservación! Excelente pátina verde con reflejos terrosos, detalles muy nítidos. 26 mm, 3,59 g. Colección Ex-Frank S. Robinson. # fsr19920: $ 125 VENDIDO


Hunos blancos / heptalitas. 27 mm de diámetro. # whitehuns079: $ 125 VENDIDO

Hunos blancos / Hepthalita Gandahara. 475 - 576 d.C. Billon dracmas. Anverso: Busto del rey a la derecha, con una ornamentada corona con cabeza de toro Napki Malka en Pahlavi. Rev: Dos asistentes flanqueando un altar de fuego, Kabul y Zabul. Monedas inusuales, ¡y estos ejemplares se encuentran en notable estado de conservación! Excelente pátina verde, detalles muy definidos. Grande 27 mm, 3,27 g. # 16273: $ 125 VENDIDO


Hunos blancos / Hepthalita Gandahara. 475 - 576 d.C. Billon dracmas. Anverso: Busto del rey a la derecha, con una ornamentada corona con cabeza de toro Napki Malka en Pahlavi. Rev: Dos asistentes flanqueando un altar de fuego, Kabul y Zabul. Buen detalle, pátina marrón chocolate a verde oliva, depósitos de tierra clara. 29 mm, 3,46 g. colección del ex profesor de arqueología de la costa este de EE. UU. # CP2109: $ 99 VENDIDO


Imperio de los hunos blancos - 420-552 d.C.

Los hunos se dividieron en dos secciones bien marcadas. Los hunos propiamente dichos, o hunos negros, en el oeste y los hunos blancos, incluidos los Acatziri Saraguri, etc., en el este. En esto, los nombres Blanco y Negro son puntos cardinales: Negro es Norte y Oeste, Blanco es Sur y Este. Probablemente, el Don los dividió groseramente. Que ambas secciones, aunque gobernadas por separado, se trataban mutuamente como partes de una nación, se ve en una curiosa anécdota relatada por Priscus. Los dos hermanos, Denghizikh y Hernak, estaban en disputa sobre la conveniencia de hacer la guerra a los romanos. Este último estaba a favor de la paz, porque, como dice Prisco, los Acatziri Saraguri y las otras tribus hunas, que vivían en el Cáucaso y el Caspio, estaban entonces enzarzados en una guerra con Persia y sería una locura participar en dos guerras a la vez.

Había conexiones entre estos hunos occidentales, y los provinciales, cómo los griegos tomaron a muchos de ellos a su servicio, asignaron a varios de ellos a lugares de confianza que afectaron las costumbres húnicas y los vestidos húnicos. Este fue el caso de los hunos asentados en las fronteras del imperio, bajo Hernak. Mientras tanto, aquellos en el Dniper y las Estepas del Mar Negro se desintegraron por las luchas civiles y probablemente se fusionaron con las diversas tribus de los alrededores.Fue en ese momento, probablemente, cuando los Seklers se convirtieron en la tribu dominante de un grupo de esclavos, los bohemios posteriores, mientras que, quizás, los Antae (¿Andi?) Pudieron haber sido otra tribu húnica que hizo lo mismo en otra área.

La información más antigua sobre los eftalitas proviene de las crónicas chinas, en las que se afirma que originalmente eran una tribu de los grandes Yue-Chi, que vivían al norte de la Gran Muralla y estaban sometidos a los Jwen-Jwen, como eran también los turcos a la vez. Su nombre original era Hoa o Hoa-tun posteriormente se llamaron Ye-tha-i-li-to después del nombre de su familia real, o más brevemente Ye-tha. Antes del siglo V d.C., comenzaron a moverse hacia el oeste, durante aproximadamente 420 estuvieron en Transoxiana, y durante los siguientes 130 años fueron una amenaza para Persia, que invadieron continua y exitosamente, aunque nunca la mantuvieron como una conquista. El rey sasánida, Bahram V, luchó varias campañas con ellos y logró mantenerlos a raya, pero derrotaron y mataron a Peroz (Firuz), 484. Su hijo Kavadh I. (Kobad), al ser expulsado de Persia, se refugió con los eftalitas, y recuperó su trono con la ayuda de su kan, con cuya hija se había casado, pero posteriormente se involucró en prolongadas hostilidades con ellos. Los persas no abandonaron a los eftalitas hasta el año 557 cuando Cosroes Anushirwan destruyó su poder con la ayuda de los turcos, que ahora hacen su primera aparición en Asia occidental.

Toraman Akhsunvar 420 470
Toraman 496 502
Mihirakula 502 530
No identificado 530 567
Mientras los hunos negros occidentales se disipaban, los hunos negros orientales consolidaban un nuevo poder. Su principal horda se dividió en dos secciones, los Kutrigurs y los Utigurs, nombrados respectivamente por dos hermanos, los hijos de uno de sus reyes, que dividieron su lealtad entre ellos. Fueron divididos por el Don, los Kuturgurs vivían al oeste de Marshe of the Maeoter y los Uturgurs al este de ellos. Procopio (de Bello Goth IV. 18, Zeuss Die Deutsche bajo der Nachbarstamme, página 713) ha demostrado por la colocación de varias autoridades que Uturgur o Utigur y Unnugari se utilizan como sinónimos comunes para la misma tribu. Una vez más, los Unnugari también se llaman Unugunduri y Unungunduri. Ahora, como algunos autores hablan de Utigurs y Kuturgurs, así Theophanes y Anastasius hablan de Unnugunduri Bulgari y Kotragi. Constantine Porphy Togenitus de hecho relata que el nombre original de los búlgaros era Unungunduri. (Véase el ensayo de San Martín sobre los búlgaros, que dice que este nombre es simplemente un compuesto de Hun y Gundur, y lo compara con el Burugundi mencionado por Agathias). Una vez más, la gran Bulgaria de los antiguos autores es la misma tierra que el país de los Unnugurs. Por estas razones, algunos estaban dispuestos a identificar a Utigur, Unnugur y Bulgar como sinónimos de la misma tribu.

Utigurs y Kuturgurs formaron originalmente un pueblo, el nombre general del cual probablemente era Ogor. Se recordará que Prisco, en su relato de la embajada enviada por los romanos al turco Khan Dizabulus, habla de las grandes naciones de los Ogors viviendo en el Volga. Estos Ogors fueron de hecho la ola de población que siguió inmediatamente a los hunos de Atila en su invasión de Europa, fueron de hecho la segunda marea de hunos.

En 498 y 499 apareció en el Danubio la coalición de las tribus de hunos y esclavos orientales que se llamaban Hunno Vendo Bulgari. En este período, aparentemente Bulgari era el nombre genérico de los hunos orientales. Hacia el 548, estos hunos orientales se dividieron en las dos tribus rivales y luchadoras de los Kutrigurs y Utigurs, el último de los cuales, más especialmente, parece haber adoptado finalmente el sinónimo de búlgaros.

Los godos de Krimea, los gothi Tetraxitae, informaron al emperador griego de la lucha mutua de las dos tribus, que deseaban que se aprovechara de ella. Los Kotrigurs, que eran los más cercanos de los dos al imperio, habían recibido durante algún tiempo un subsidio anual del emperador. Este último envió ahora una embajada a Sandilkh, el jefe de los Utigurs, prometiéndole el subsidio si atacaba a los Kutrigurs. Al principio se opuso, diciendo que aunque gobernados por diferentes jefes, tenían el mismo idioma, la misma vestimenta, los mismos modales y las mismas leyes que su propio pueblo. (Menandro citado por Thierry op. Cit., 341.) Pero las burlas hábilmente redactadas de los enviados finalmente lo conmovieron, y accedió a atacar a la tribu rival que estaba estrechamente aliada con los Gepedee. Poco después, los kutrigur fueron salvajemente atacados por los utigur y los godos y fueron brutalmente golpeados, mientras que una gran parte de su mejor caballería al mando de Kiuialkh se encontraba en Maesia. Estos últimos ahora hicieron un trato con los romanos, quienes permitieron que algunos de ellos se establecieran al sur del Danubio, mientras que otros se propusieron vengarse de los Utigurs.

La consideración de los romanos por los Kutrigurs, tan recientemente sus enemigos, provocó de Sandilkh, el jefe de los Utigurs, una carta bien redactada llena de reproches significativos. Mientras tanto, Utigurs y Kutrigurs continuaron su lucha suicida en las estepas del Euxine. Esta lucha terminó después de seis años de lucha con la victoria de los Kutrigurs, que ahora se volvieron contra los romanos en venganza por su traicionera correspondencia con sus rivales, y para recuperar el estipendio anual que últimamente se les había pagado a estos últimos.

El jefe de los Kutrigurs se llamaba Zabergan. Gibbon ha descrito con frases sonoras la marcha victoriosa de Zabergan y sus seguidores a través de Tracia y Macedonia hasta las mismas murallas de Bizancio, y cómo la capital del Imperio de Oriente fue salvada por la habilidad del anciano Belisario. Después de sufrir una derrota, los Kutrigurs se retiraron hacia Tracia y, al ver que no eran perseguidos con vehemencia, se volvieron contra sus ciudades, mientras improvisaban una flota de naves de guerra muy primitivas, descritas por Agatias, que actuaban en concierto con su ejército, y así fueron capaz de devastar el país con impunidad y volver a casa bien cargada de botín. Cuando llegaron allí se encontraron con que los utigur se habían aprovechado de su ausencia para infligir un terrible asalto a sus hogares, y así continuaba la contienda entre las dos tribus. Pero estaba llegando a su fin, pues ambos cayeron presa fácil de los ávaros, que en 557 invadieron Europa del Este, y en cuyo imperio se incorporaron.

La llegada de los ávaros puso fin a la supremacía de los invasores anteriores. Sabirs, Sarselt, Hunnugars, Saragors, Akatziri, todos son nombrados entre sus víctimas, y todos ayudaron a construir su imperio. Avares y hunos eran muy parecidos, y también han resumido la historia de estos últimos hasta que finalmente fueron dispersados ​​por Carlomagno.

Los Ak Hun gobernaron desde el 420 d.C. hasta el 600 d.C. Ak en turco significa blanco, por lo tanto, Ak Hun significa hunos blancos o heftalitas. Esta tribu enigmática y con muchos nombres fue de considerable importancia en la historia de la India y Persia en los siglos V y VI, y era conocida por los escritores bizantinos. Su nombre original probablemente era algo así como Aptal o Haptal. También se les llamaba hunos blancos (es decir, de piel clara). En árabe y persa se les conoce como Haital y en armenio como Haithal, Idal o Hepthal. El nombre chino Yetha parece un intento de representar el mismo sonido. En la India se les llamó Hunas. La eftalita es la ortografía habitual, pero quizás la heftalita sea más correcta.

Los hunos que invadieron la India parecen haber pertenecido al mismo linaje que los que abusaron sexualmente de Persia. El cuartel general de la horda estaba en Bamian y en Balkh, y desde estos puntos atacaron al sureste y suroeste. Skandagupta repelió una invasión en 455, pero la derrota de los persas en 484 probablemente estimuló su actividad y, a finales del siglo V, su jefe Toromana penetró en Malwa en el centro de la India y logró mantenerla durante algún tiempo. Su hijo Mihiragula (c. 510-540) hizo de Sakala en el Punjab su capital india, pero la crueldad de su gobierno provocó que los príncipes indios formaran una confederación y se rebelaran contra él alrededor del año 528. Sin embargo, no fue asesinado, sino que tomó refugio en Cachemira, donde después de unos años tomó el trono y luego atacó el vecino reino de Gandhara, perpetrando terribles masacres.

Aproximadamente un año después de esto murió (c. 540), y poco después los eftalitas se derrumbaron bajo los ataques de los turcos. No parece que se hayan trasladado a otra esfera, como hacían a menudo estas tribus nómadas cuando eran derrotadas, y probablemente fueron absorbidas gradualmente por las poblaciones circundantes. Su poder político quizás continuó en el imperio de Gurjara, que en un momento se extendió a Bengala en el este y Nerbudda en el sur, y continuó en una forma disminuida hasta el año 1040 d. C. Estos Gurjaras parecen haber entrado en la India en relación con las invasiones de los hunos. .

El conocimiento de los hunas indios se deriva principalmente de las monedas, de algunas inscripciones distribuidas desde el Punjab hasta el centro de la India, y del relato del peregrino chino Hsuan Tsang, que visitó el país apenas un siglo después de la muerte de Mihiragula. El monje griego Cosmas Indicopleustes, que visitó la India alrededor del año 530, describe al gobernante del país, a quien llama Gollas, como un rey huno blanco, que exigía un tributo opresivo con la ayuda de un gran ejército de caballería y elefantes de guerra. Gollas sin duda representa la última parte del nombre Mihiragula o Mihirakula.

Los relatos de los eftalitas, especialmente los de los hunas indios, se refieren a su ferocidad y crueldad. Se los representa como deleitándose con las masacres y la tortura, y se dice que la tradición popular en la India aún conserva la historia de que Mihiragula solía divertirse tirando elefantes por un precipicio y observando sus agonías.

Sus invasiones sacudieron la sociedad y las instituciones indias hasta los cimientos, pero, a diferencia de los primeros Kushans, no parece que hayan introducido nuevas ideas en la India o que hayan actuado como otra fuerza más que destructiva, aunque quizás hayan mantenido alguna comunicación entre la India. y Persia. La primera parte de Mihiragula parece ser el nombre de la deidad persa Mithra, pero su deidad protectora era Siva, y dejó tras de sí la reputación de un feroz perseguidor del budismo. Muchas de sus monedas llevan el toro Nandi (emblema de Siva), y el nombre del rey está precedido por el título safti (shah), que había sido utilizado anteriormente por la dinastía Kushan. Las monedas de Toramana se encuentran abundantemente en Cachemira, que, por lo tanto, probablemente formaba parte de los dominios de I luna antes de la época de Mihiragula, de modo que cuando huyó allí después de su derrota se estaba refugiando, si no con sus propios súbditos, al menos con un pariente. clan.

Los escritores griegos dan un relato más halagador de los eftalitas. lo que quizás se deba al hecho de que fueron útiles para el imperio romano de Oriente como enemigos de Persia y tampoco peligrosamente cercanos. Procopio dice que eran mucho más civilizados que los hunos de Atila, y se dice que el embajador turco que fue recibido por Justino los describió como iurnxoL, lo que puede significar simplemente que vivían en las ciudades que conquistaron. Los escritores chinos dicen que sus costumbres eran como las de los turcos que no tenían ciudades, vivían en tiendas de fieltro, ignoraban la escritura y practicaban la poliandria. No se sabe nada de su idioma, pero algunos eruditos explican los nombres Toramana y Jauvla como turco.

La afirmación china de que los Hoa o Ye-tha eran una sección del gran Yue-Chi, y que sus costumbres se parecían a las de los turcos (Tu-Kiue), probablemente sea correcta, pero no es mucho, porque la relación no No les impide luchar con los yue-chi y los turcos, y significa poco más que pertenecer a la sección guerrera y enérgica de los nómadas de Asia central, lo que en cualquier caso es seguro. Parecen haber sido más feroces y menos asimiladores que las otras tribus conquistadoras. Sin embargo, esto puede deberse al hecho de que su contacto con la civilización fue tan corto que los yue-chi y los turcos habían tenido algún comercio con razas más avanzadas antes de desempeñar un papel en la historia política, pero los eftalitas aparecen como bárbaros crudos, y fueron aniquilados como nación en poco más de cien años. Al igual que los Yue-Chi, probablemente han contribuido a formar algunos de los tipos físicos de la población india, y es notable que la poliandria es una institución reconocida entre muchas tribus del Himalaya, y también se dice que la practican en secreto los Jats y otras razas. de las llanuras.


Muestra de listas de ejército para este ejército

200 puntos
Ordinario, Incluido
3 Caballería huna Arco de caballería medio Élite
1 Caballería ligera Hun Arco de caballería ligera Élite
1 Caballería india Caballería media Mediocre
==
Competente
3 Elefantes Elefante Elite
2 infantería ligera india jabalina de infantería ligera ------
2 Infantería ligera Hun Arco de infantería ligera ------
2 espadachines indios Espadachines medianos 2HW ----
2 arqueros levas indios arqueros mediocres
==
Competente
5 Caballería huna Arco de caballería medio Élite
1 Caballería ligera Hun Arco de caballería ligera Élite


Ver el vídeo: White Huns: Rise and Decline