Bill Clinton - Acusación, Presidencia y Monica Lewinsky

Bill Clinton - Acusación, Presidencia y Monica Lewinsky


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Bill Clinton (1946-), el número 42 de los EE. UU. Antes de eso, el demócrata y nativo de Arkansas fue gobernador de su estado natal. Durante el tiempo de Clinton en la Casa Blanca, Estados Unidos disfrutó de una era de paz y prosperidad, marcada por un bajo desempleo, una disminución de las tasas de criminalidad y un superávit presupuestario. Clinton nombró a varias mujeres y minorías para ocupar altos cargos en el gobierno, entre ellas Janet Reno, la primera mujer fiscal general de Estados Unidos, y Madeleine Albright, la primera mujer secretaria de estado de Estados Unidos. En 1998, la Cámara de Representantes acusó a Clinton de cargos relacionados con una relación sexual que tuvo con un pasante de la Casa Blanca. Fue absuelto por el Senado. Después de su presidencia, Clinton se mantuvo activo en la vida pública.

Bill Clinton: Educación y vida temprana

Clinton nació William Jefferson Blythe III el 19 de agosto de 1946 en Hope, Arkansas. Era el único hijo de Virginia Cassidy Blythe (1923-94) y el viajante de comercio William Jefferson Blythe Jr. (1918-46), quien murió en un accidente automovilístico tres meses antes del nacimiento de su hijo. En 1950, Virginia Blythe se casó con el concesionario de automóviles Roger Clinton Sr. (1908-67) y la familia se mudó más tarde a Hot Springs, Arkansas. Cuando era adolescente, Bill Clinton adoptó oficialmente el apellido de su padrastro. Su único hermano, Roger Clinton Jr., nació en 1956.

En 1964, Clinton se graduó de Hot Springs High School, donde fue músico y líder estudiantil. (En 1963, como parte del programa American Legion Boys 'Nation, fue a Washington, DC, y estrechó la mano del presidente John Kennedy en la Casa Blanca, un evento que luego dijo que lo inspiró a seguir una carrera en el servicio público). Clinton se graduó en la Universidad de Georgetown en 1968. Posteriormente, asistió a la Universidad de Oxford con una beca Rhodes. En 1973, se licenció en la Facultad de Derecho de Yale.

En Yale, Clinton comenzó a salir con su compañera de estudios de derecho Hillary Rodham (1947-). Después de graduarse, la pareja se mudó al estado natal de Clinton, donde trabajó como profesor de derecho en la Universidad de Arkansas. En 1974, Clinton, un demócrata, se postuló para un escaño en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, pero perdió ante su oponente republicano.

Bill Clinton: Familia, carrera política de Arkansas y primera campaña presidencial

El 11 de octubre de 1975, Clinton y Rodham se casaron en una pequeña ceremonia en su casa de Fayetteville, Arkansas. Al año siguiente, Bill Clinton fue elegido fiscal general de Arkansas. En 1978, fue elegido gobernador del estado. El único hijo de los Clinton, Chelsea, nació en febrero de 1980. Ese otoño, Clinton perdió su candidatura a la reelección como gobernador. Posteriormente, se unió a un bufete de abogados de Little Rock.

En 1982, volvió a ganar la gobernación y permanecería en ese cargo hasta 1992. Mientras se desempeñaba como primera dama de Arkansas, Hillary Clinton también trabajó como abogada.

Después de ganar la nominación presidencial demócrata en 1992, Clinton, junto con el candidato a vicepresidente Al Gore (1948-), un senador estadounidense de Tennessee, derrotó al actual presidente George H.W. Bush (1924-), por un margen de 370-168 votos electorales y con el 43 por ciento del voto popular frente al 37,5 por ciento de los votos de Bush. Un candidato de un tercer partido, Ross Perot (1930-), obtuvo casi el 19 por ciento del voto popular.

Bill Clinton: primer mandato presidencial: 1993-1997

Clinton tomó posesión en enero de 1993 a la edad de 46 años, lo que lo convirtió en el tercer presidente más joven de la historia hasta ese momento. Durante su primer mandato, Clinton promulgó una variedad de leyes nacionales, incluida la Ley de Licencia Familiar y Médica y la Ley de Violencia contra la Mujer, junto con proyectos de ley clave relacionados con el crimen y la violencia armada, la educación, el medio ambiente y la reforma del bienestar. Presentó medidas para reducir el déficit presupuestario federal y también firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que eliminó las barreras comerciales entre Estados Unidos, Canadá y México. Intentó promulgar un seguro médico universal para todos los estadounidenses y nombró a la primera dama Hillary Clinton para encabezar el comité encargado de crear el plan. Sin embargo, los conservadores y la industria del cuidado de la salud, entre otros, se opusieron al plan del comité, y el Congreso finalmente no actuó en consecuencia.

Clinton nombró a varias mujeres y minorías para puestos clave en el gobierno, entre ellas Janet Reno (1938-), quien se convirtió en la primera mujer fiscal general de Estados Unidos en 1993, y Madeleine Albright (1937-), quien juró como la primera mujer secretaria de Estados Unidos. del estado en 1997. Nombró a Ruth Bader Ginsburg (1933-) a la Corte Suprema en 1993. Fue la segunda mujer magistrada en la historia de la corte. El otro candidato de Clinton a la Corte Suprema, Stephen Breyer (1938-), se unió a la corte en 1994. En el frente de la política exterior, la administración Clinton ayudó a lograr la reinstalación en 1994 del presidente electo democráticamente de Haití, Jean-Bertrand Aristide (1953-). En 1995, la administración negoció los Acuerdos de Dayton, que pusieron fin a la guerra en Bosnia.

Clinton se postuló para la reelección en 1996 y derrotó al senador estadounidense Bob Dole (1923-) de Kansas por un margen de 379-159 votos electorales y con el 49,2 por ciento del voto popular frente al 40,7 por ciento de los votos de Dole. (El candidato del tercer partido Ross Perot obtuvo el 8,4 por ciento del voto popular). La victoria de Clinton marcó la primera vez desde Franklin Roosevelt (1882-1945) que un demócrata fue elegido para un segundo mandato presidencial.

Bill Clinton: segundo mandato presidencial: 1997-2001

Durante el segundo mandato de Clinton, la economía de Estados Unidos era saludable, el desempleo era bajo y la nación experimentó un gran auge tecnológico y el auge de Internet. En 1998, Estados Unidos logró su primer superávit presupuestario federal en tres décadas (los dos últimos años de la presidencia de Clinton también resultaron en superávit presupuestario). En 2000, el presidente firmó una legislación que establece relaciones comerciales normales permanentes con China.

Además, la administración Clinton ayudó a negociar un acuerdo de paz en Irlanda del Norte en 1998. Ese mismo año, Estados Unidos lanzó ataques aéreos contra los programas de armas nucleares, químicas y biológicas de Irak. En 1999, Estados Unidos encabezó un esfuerzo de la OTAN para poner fin a la limpieza étnica en Kosovo.

En medio de estos eventos, el segundo mandato de Clinton se vio empañado por el escándalo. El 19 de diciembre de 1998, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos lo acusó de perjurio y obstrucción a la justicia en relación con una relación sexual que tuvo con la pasante de la Casa Blanca Monica Lewinsky (1973-) entre fines de 1995 y principios de 1997. El 12 de febrero de 1999, el Senado de los Estados Unidos absolvió al presidente de los cargos y éste permaneció en el cargo. Clinton fue el segundo presidente estadounidense en ser acusado. El primero, Andrew Johnson (1808-75), fue acusado en 1868 y también posteriormente absuelto.

Bill Clinton: después de la presidencia

Después de dejar la Casa Blanca, Clinton se mantuvo activa en la vida pública, estableciendo la Fundación William J. Clinton para combatir la pobreza, las enfermedades y otros problemas globales.

El centro y parque presidencial William J. Clinton en Little Rock, Arkansas, se inauguró en 2004. Ese mismo año, Clinton publicó su autobiografía, "My Life", que se convirtió en un éxito de ventas. También hizo campaña a favor de su esposa, quien fue elegida para el Senado de los Estados Unidos por Nueva York en 2000. En 2008, Hillary Clinton se postuló para la nominación presidencial demócrata pero perdió ante Barack Obama (1961-), quien la nombró secretaria de estado cuando se convirtió en presidente.


Acceda a cientos de horas de videos históricos, sin comerciales, con HISTORY Vault. Comience su prueba gratis hoy.

GALERIAS DE FOTOS



















Escándalo Clinton-Lewinsky

En 1998 tuvo lugar un escándalo de sexo político que involucró al presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, de 49 años, y a la pasante de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, de 22 años. Su relación sexual duró entre 1995 y 1997. Clinton terminó un discurso televisado a fines de enero de 1998 con el declaración de que "no tuvo relaciones sexuales con esa mujer, la Sra. Lewinsky". Una investigación adicional condujo a cargos de perjurio y al juicio político de Bill Clinton en 1998 por parte de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Posteriormente fue absuelto de todos los cargos de impugnación de perjurio y obstrucción de la justicia en un juicio de 21 días en el Senado. [1] Clinton fue declarada en desacato civil a la corte por la jueza Susan Webber Wright por dar un testimonio engañoso en el caso de Paula Jones con respecto a Lewinsky [2] y también fue multada con $ 90,000 por Wright. [3] Su licencia para ejercer la abogacía fue suspendida en Arkansas por cinco años poco después, fue inhabilitado para presentar casos ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. [4]

Lewinsky se graduó en Lewis & amp Clark College. Fue contratada durante el primer mandato de Clinton en 1995 como pasante en la Casa Blanca y más tarde fue empleada de la Oficina de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca. Algunos [ ¿Quién? ] creen que Clinton comenzó una relación personal con ella mientras trabajaba en la Casa Blanca, cuyos detalles luego confió a Linda Tripp, su compañera de trabajo del Departamento de Defensa, quien grabó en secreto sus conversaciones telefónicas. [5]

En enero de 1998, Tripp descubrió que Lewinsky había hecho una declaración jurada en el caso de Paula Jones, negando una relación con Clinton. Entregó cintas a Ken Starr, el abogado independiente que estaba investigando a Clinton sobre otros asuntos, incluido el escándalo de Whitewater, la controversia de los archivos del FBI en la Casa Blanca y la controversia de la oficina de viajes de la Casa Blanca. Durante el testimonio del gran jurado, las respuestas de Clinton fueron cuidadosamente redactadas, y argumentó, "depende del significado de la palabra 'es'", [6] con respecto a la veracidad de su declaración de que "no hay un relación, una relación sexual inapropiada o cualquier otro tipo de relación inapropiada ". [7]

La amplia cobertura informativa del escándalo provocó críticas a la prensa por su cobertura excesiva. [8] [9] [10] Este escándalo a veces se conoce como "Monicagate", [11] "Lewinskygate", [12] "Tailgate", [13] "Sexgate", [14] y "Zippergate", [ 14] siguiendo la construcción "-gate" que se ha utilizado desde Watergate.


¿Qué pasó después de que Bill Clinton fuera acusado?

"El día en que Clinton fue acusado por la Cámara de Representantes fue un momento eléctrico en la historia de Estados Unidos", informa Aljazeera.

El Miller Center, un afiliado no partidista de la Universidad de Virginia, dijo: "Nada como esto había captado tanto la atención del público estadounidense desde la renuncia de Watergate y Nixon & # x27 al cargo".

La Cámara controlada por los republicanos acusó al entonces presidente después de meses de controversia sobre su escandalosa relación con Lewinsky, un pasante mucho más joven de la Casa Blanca.

Un juicio en el Senado contra Clinton comenzó el 7 de enero de 1999 y continuó durante cuatro semanas, bajo el presidente del Tribunal Supremo William Rehnquist.

En ese momento, los republicanos que eran la oposición política a Clinton, controlaban una mayoría de 55-45 en el Senado.

El Senado votó 56-44 para solicitar declaraciones de Lewinsky y dos ayudantes de Clinton.


Bill Clinton - Acusación, Presidencia y Monica Lewinsky - HISTORIA

WASHINGTON (7 de enero) - El senador Strom Thurmond bajó el mazo. "Hay quórum", dijo el presidente pro tempore del Senado. "El sargento de armas presentará la Cámara. Tomen asiento o vayan a los vestuarios".

Eran las 10 a.m. ET, jueves 7 de enero de 1999. El histórico juicio político del presidente William Jefferson Clinton en el Senado estaba en marcha.

El senador Strom Thurmond llama al
Senado a la orden

Mientras el líder de la mayoría del Senado, Trent Lott de Mississippi, y el líder de la minoría del Senado, Tom Daschle de Dakota del Sur, se apiñaban con algunos de sus colegas del Senado en el piso de la cámara del Senado, Thurmond, de 96 años, proclamó: "Los gerentes serán recibidos y escoltados a el pozo del Senado ".

Y así comenzó el paseo de los administradores de la Cámara. Era algo salido de una película, imágenes que ni siquiera los productores de "Wag the Dog" podrían haber predicho.

La última vez que el Senado celebró un juicio político contra un presidente fue hace 131 años. El presidente demócrata Andrew Johnson fue acusado por la Cámara de Representantes por ir en contra del Congreso y despedir a su secretario de Guerra. El problema subyacente fue la oposición del Partido Republicano al intento de Johnson de traer al Sur de regreso a la Unión después de la Guerra Civil. En 1868, Johnson fue absuelto por un solo voto.

El grupo de hombres blancos de 13 "administradores" de la Cámara, encabezado por el presidente del Comité Judicial de la Cámara, Henry Hyde, de Illinois, salió de la cámara de la Cámara a través de los pasillos del Capitolio para presentarse ante el Senado. La caminata parecía una procesión fúnebre: todos tristes, caminando lentamente. Los miembros de la Cámara estaban todos en suites oscuras. Incluso sus ayudantes vestían ropa oscura. Ninguna sonrisa hubiera sido aceptable.

Cómo han cambiado los tiempos. A mitad de camino de su caminata, 100 bombillas destellaron mientras las cámaras intentaban grabar el momento. Hace ciento treinta y un años solo había dibujantes. No hay fotógrafos fijos. Y ciertamente no hay cámaras de televisión. Esta vez, todas las principales cadenas de noticias de televisión estaban tomando los procedimientos en vivo, sus cámaras habían estado en su lugar desde mucho antes de que saliera el sol. Y los sitios web transmitían videos en vivo.

Las únicas imágenes casi reales que tenemos de los procedimientos de hace 131 años se encuentran en la película de MGM de 1942 "Tennessee Johnson". Aún así, Hollywood se tomó libertades con la historia. La película en blanco y negro muestra a los republicanos como los villanos y a Johnson como el héroe. En la película, Johnson pronunció un discurso en su propio juicio. En realidad, eso nunca sucedió.

Pero el jueves no se cuestionó la realidad. El primer día del juicio político del Senado se estaba registrando para los libros de historia. Hace exactamente un año, el personaje central en el drama del sexo convertido en juicio político, la ex becaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky, firmó una declaración jurada por el caso de acoso sexual de Paula Jones negando una relación sexual con Clinton.

Cuando los gerentes de la Cámara entraron y se pararon en el pozo del Senado justo después de las 10:05 a.m. ET, el sargento de armas, James Ziglar, dijo: "Aquí sí, aquí sí. Todas las personas permanecen en silencio bajo pena de prisión".

Hyde lee los artículos del juicio político

Un Hyde solemne dijo: "Con el permiso del Senado, ahora leeré los artículos del juicio político". La cámara estaba en silencio. Leyó el artículo I:

El representante Henry Hyde lee el
artículos de acusación

Resuelto, que William Jefferson Clinton, presidente de los Estados Unidos. En violación de su deber constitucional de velar por que las leyes se ejecuten fielmente, ha corrompido y manipulado deliberadamente los procesos judiciales de los Estados Unidos para su beneficio personal y exoneración, "Hyde leyó.

"Al hacer esto, William Jefferson Clinton ha socavado la integridad de su cargo, ha desprestigiado a la presidencia, ha traicionado su confianza como presidente y ha actuado de una manera subversiva del estado de derecho y la justicia, para agravio manifiesto de el pueblo de los Estados Unidos ", leyó Hyde antes de comenzar el artículo II.

Un poco más de cinco minutos después, Hyde concluyó: "William Jefferson Clinton, por tal conducta, justifica la acusación y el juicio, y la destitución del cargo y la descalificación para ocupar y disfrutar de cualquier cargo de honor, confianza o lucro en los Estados Unidos. Aprobó la Cámara de Representantes 19 de diciembre de 1998 ".

Hubo un completo silencio en la cámara del Senado. Dos minutos más tarde, Thurmond dio las gracias a Hyde y él y los "administradores" de la Casa abandonaron la cámara tan estoicamente como habían entrado. El Senado suspendió la sesión hasta las 12:45 p.m. ET. Las tres cadenas de transmisión volvieron a su programación habitual, ya que CNN, MSNBC y FOX News continuaron cubriendo los eventos que se desarrollaban.

El jefe de la oficina de CNN en Washington, Frank Sesno, copresentador de la cobertura de CNN, comentó a sus colegas sobre lo poderosos que eran "unos minutos de trabajo". Pero la noticia continuó.

Rehnquist, senadores juramentados

A las 12:35 p.m. ET, William Rehnquist, el presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, fue dejado en una limusina negra a la entrada del lado del Senado del Capitolio. Diez minutos después, Lott pidió una llamada de quórum para traer a todos los senadores de regreso a la cámara.

Todos los senadores se levantaron como una sala de audiencias cuando el juez entró. Esta vez el juez fue el juez más alto de la nación. Seis senadores que representaban a ambos partidos escoltaron a Rehnquist al interior de la cámara.

El presidente del Tribunal Supremo William Rehnquist es
juramentado

Poco después de la 1 p.m. ET Rehnquist, designado constitucionalmente para presidir el juicio, prestó juramento.

"Juro solemnemente que en todo lo relacionado con el juicio político del presidente Bill Clinton, ahora pendiente, haré justicia imparcial de acuerdo con la Constitución y las leyes: Dios me ayude", le leyó Thurmond a Rehnquist mientras levantaba su derecho. mano. El presidente del Tribunal Supremo, vestido con una larga túnica negra, dijo: "Sí, quiero".

Los procedimientos para un juicio político han estado vigentes desde el siglo XIX, en parte leyes de las colonias, parte del manual de Thomas Jefferson. Una diferencia entre 1999 y el último juicio en 1868 es que los senadores ahora son elegidos popularmente.

El presidente del Tribunal Supremo, pidiendo a los 100 senadores que levantaran la mano derecha, prestó juramento.

Uno a uno, cada senador fue llamado a firmar el libro de juramentos. “Señor Abraham, señor Ashcroft.” Se leyeron los nombres y los senadores se dirigieron al pozo de la cámara para firmar el libro. Como reflejo del tono del día, casi todos los senadores también vestían atuendos oscuros. La senadora de Texas Kay Bailey Hutchison fue la única excepción, vistiendo un traje rojo brillante. La alfombra azul del suelo de la cámara del Senado era lo más brillante y alegre de la sala.

Manteniendo los bolígrafos que cada uno usaba para firmar el libro, los senadores volvieron silenciosamente a sus asientos. Ahora tenían un momento del día histórico.

La galería de visitantes estaba casi llena a excepción de unos 80 asientos vacíos en la sección turística durante la administración de los juramentos. Los porteros habían rotado a las personas para entrar y salir durante la llamada del quórum, y durante la toma de juramento, muchos de los asientos para turistas estaban vacantes. Fuera de la cámara había una larga fila de personas esperando para entrar.

Poco después de la 1:40 p.m. Lott le pidió a Rehnquist que suspendiera el juicio. No hubo objeciones. El Senado estaba en receso.

Las principales cadenas de televisión reanudaron nuevamente su cobertura, ofreciendo análisis. El corresponsal jefe de ABC en la Casa Blanca, Sam Donaldson, no podría haber resumido mejor el evento del día. Señalando que se había dicho que la historia de Lewinsky era "todo sobre sexo. Hoy tienes la impresión de que todo se trata de la Constitución". De hecho, se trataba de un proceso, pero a medida que se hacía historia, ¡incluso este periodista sintió que parecía surrealista!


Temporada 2 de Slow Burn

Hace unas semanas, leí un ensayo de 2017 de Stella Bugbee titulado "Estar en el lado correcto de la historia en 1998 apesta". Se trata de lo frustrado y aislado que se sentía Bugbee al ser la única persona que conocía que pensaba que Bill Clinton era un canalla y Monica Lewinsky una víctima. “Oh, vete a la mierda, Bill”, recuerda haberle dicho a la televisión cuando Clinton declaró que “no tenía relaciones sexuales con ese mujer, Señorita Lewinsky ". Todo en lo que podía pensar, escribió Bugbee, “era en que la tonta aventura de Lewinsky con Bill Clinton iba a arruinar su vida. Se convertiría en la mujer más vilipendiada del hemisferio occidental, tanto por los liberales como por los conservadores. No estuvo bien ".

Tengo la sensación de que muchas personas que no vivieron la década de 1990, o que no tenían la edad suficiente en ese momento para procesar realmente lo que estaba sucediendo, están seguras de que se habrían puesto del lado de Bugbee hace 20 años. Ahora parece obvio que el comportamiento de Clinton fue incorrecto e indefendible, y parece que debería haber sido obvio para todos en ese entonces.

Muchos de nosotros hemos pasado los últimos años reevaluando la presidencia de Clinton, y si tenemos cierta edad, mirando hacia atrás en nuestras reacciones al escándalo que casi lo terminó. Pero incluso las personas que eran plenamente sensibles durante la saga del juicio político (yo estaba en octavo grado) tienden a tener solo recuerdos vagos de cómo se desarrolló todo. Recordamos a Clinton hablando sobre el significado de la palabra es. (Estaba haciendo una distinción entre es y era.) Recordamos el vestido azul manchado de Monica Lewinsky. (No la limpió porque no encajaba, por lo que parecía inútil). Tal vez recordemos que algunos legisladores republicanos que presionan por la destitución de Clinton resultaron haber sido adúlteros. (El número era al menos tres). Pero hay muchas cosas que no recordamos (tramas secundarias, detalles y personajes periféricos) que fueron cruciales para cómo se desarrollaron los eventos y deberían ser cruciales para nuestra forma de pensar sobre el juicio político de Clinton. ahora.

Hay una cita en la que pienso mucho cuando escribo sobre el pasado: "¿Sabes lo que entiende el alcalde de Memory Lane? La verdad está en lo que sucedió, en cómo sucedió, no en cómo se sintió, no en cómo se siente ". Es un mantra poderoso que me ha servido bien. Pero cuando se trata de la presidencia de Clinton y el escándalo que la envolvió, "cómo se sintió" fue un factor esencial de "lo que sucedió". En cada paso de la saga de Clinton, desde cuando fue elegido por primera vez en 1992, la gente tomó decisiones y tuvo reacciones que ahora parecen inexplicables. (¿Katie Couric realmente planteó la idea de que Monica Lewinsky era una “chica depredadora que puso su mirada en el presidente”? Sí, lo hizo). Con el beneficio de la retrospectiva, puede ser fácil condenar esas decisiones y reacciones. Pero es más fructífero, y más emocionante, tratar de comprenderlos. ¿Qué estaban pensando y sintiendo todas estas personas cuando dijeron lo que dijeron e hicieron lo que hicieron?

En la primera temporada de la serie de podcasts Slow Burn de Slate, examinamos cómo era vivir en Watergate en tiempo real. Al embarcarnos en ese proyecto, nuestro impulso animador fue el deseo de saber si el país había pasado alguna vez por algo parecido a lo que está pasando ahora. (La respuesta corta resultó ser sí). Ahora, en el transcurso de ocho episodios, y ocho extras disponibles solo para los miembros de Slate Plus, volveremos sobre el camino largo y accidentado hacia el juicio político de Clinton. Durante los próximos dos meses, lo pondremos en la mente de las personas que emprendieron ese viaje sin saber lo que les esperaba al final y que formularon sus puntos de vista sobre Clinton basándose en eventos que muchos de nosotros ya no recordamos.

En la medida en que nuestro recuento de la historia de Clinton tiene una tesis, es que es difícil saber, en este momento, cómo la historia nos juzgará en el futuro, o qué ideas, creencias y prejuicios parecerán vergonzosamente cegados cuando los miremos. décadas después. Esto no es solo cierto acerca de los demócratas y feministas que se pusieron del lado de Clinton y menospreciaron a las mujeres que tuvieron la mala suerte de cruzarse con él. También es cierto sobre los republicanos que le hicieron la guerra a Clinton, los periodistas que escribieron sobre él y los fiscales que construyeron un caso en su contra.

Si recuerdas esos años, esta temporada de Slow Burn te recordará todo lo que has olvidado. Y si no lo hace, entonces le hará pensar en cómo lo habría procesado todo: de qué lado se habría puesto, a quién habría culpado y cómo se habría sentido cuando Clinton fue acusada.

Para abordar estas preguntas, es necesario volver a los orígenes del escándalo y revisar los puntos de inflexión que lo provocaron. Uno de esos puntos de inflexión se produjo el 16 de enero de 1998, el día en que Monica Lewinsky fue confrontada por la Oficina del Consejero Independiente y amenazada con 27 años de prisión a menos que aceptara ayudar a Kenneth Starr a atrapar al presidente en un crimen. Fue un día que Lewinsky nunca olvidará. Tampoco lo hará una vez que escuche el primer episodio de nuestra nueva temporada.

Podcast producido por Leon Neyfakh y Andrew Parsons. Asistencia de investigación de Madeline Kaplan.

Leon Neyfakh, ex redactor de Slate, es el presentador del podcast Fiasco.


Comentario de

La & # 8220 sorprendente & # 8221 diferencia entre los juicios políticos de Bill Clinton y Donald Trump, argumentan los anfitriones de MSNBC y otros en los medios de comunicación, no fue solo la voluntad de Clinton de & # 8220 mostrar arrepentimiento & # 8221, sino la voluntad de sus partidarios de reconocer que el presidente había hecho algo mal.

No permitamos que los liberales reescriban la historia.

En el mundo real, Clinton, con la ayuda de todo el Partido Demócrata, seguía mintiendo seriamente a cualquiera que quisiera escuchar —los medios de comunicación, el pueblo estadounidense, un gran jurado— hasta que la evidencia física lo obligó a admitir lo que había hecho.

Su posterior & # 8220contrition & # 8221, cuando el juicio político cobró fuerza, fue una cuestión de supervivencia política. La idea de que Trump participó en un & # 8220 soborno & # 8221 es discutible. La noción de que Clinton cometió perjurio a sí mismo no lo es.

Si no hubiera sido por el Drudge Report sin pasar por los medios institucionales, de hecho, Newsweek, todavía una revista influyente en 1998, probablemente se habría sentado en la historia de Monica Lewinsky hasta después de que la presidencia de Clinton hubiera terminado. Esta fue probablemente la primera vez que los medios alternativos en línea expusieron una cobertura corrupta, y ciertamente no fue la última.

Por otra parte, incluso después de que Drudge informara sobre Lewinsky & # 8217s vestido azul manchado de semen, Clinton todavía mintió sobre su romance con el país, diciendo: & # 8220 No tuve relaciones sexuales con esa mujer, Miss Lewinsky & # 8221 Su esposa. , Hillary, quien casi seguramente sabía la verdad, le dijo a Matt Lauer que una & # 8220 vasta conspiración de derecha que ha estado conspirando contra mi esposo desde el día que anunció para presidente & # 8221 era responsable de los cargos. Suena familiar.

Si no hubiera sido por Linda Tripp grabando sus llamadas, Lewinsky sin duda habría sido difamado por los jenízaros de Clinton como tantas otras mujeres antes que ella.

Estos fueron los días virtuosos antes de que Trump llegara a Washington, cuando la Casa Blanca estaba llevando a cabo una operación de & # 8220nuts or sluts & # 8221 para proteger al presidente, dirigida por James Carville, quien dijo que la acusadora de Clinton, Paula Jones, era el tipo de persona que encontraste & # 8220; # 8220 si arrastra un billete de cien dólares a través de un parque de casas rodantes. & # 8221

No fue hasta que Tripp entregó el vestido azul de Lewinsky al investigador Ken Starr, quien luego concluyó que el presidente había mentido durante el testimonio jurado, que Clinton finalmente admitió el asunto. Y realmente, ¿qué más iba a hacer Clinton? ¿Argumentar que era aceptable mentir bajo juramento y mantener relaciones sexuales con pasantes de 23 años en la Casa Blanca, a veces mientras su esposa e hija y los líderes mundiales se mezclaban en las otras habitaciones?

Más significativamente, lo que los liberales ignoran es que la penitencia inducida por Clinton y Starr no venía al caso. Clinton no fue acusado por actuar como un perro, fue acusado por perjurar a sí mismo y obstruir la justicia en 11 acciones criminales muy específicas en un caso de acoso sexual.

Y cualquier disposición superficial de sus aliados para admitir irregularidades se vio rápidamente abrumada por un Partido Demócrata que se manifestaba en torno a la idea de que Clinton había sido en realidad víctima del & # 8220macartismo sexual & # 8221, un término vacío que sería repetido sin cesar en televisión por sus partidarios. . Alan Dershowitz, entonces defensor de Clinton, escribió un libro completo titulado & # 8220Macartismo sexual & # 8221.

Peor aún, todo el país pronto se vio sumergido en un debate insoportablemente estúpido sobre si ser felado por un pasante en la Oficina Oval debería considerarse un encuentro sexual. El testimonio de John Conyers & # 8217 defendiendo el perjurio de Clinton & # 8217 por estos motivos en el piso de la Cámara hace que algunas de las defensas actuales de Trump suenen como las oraciones de Catiline.

Por otra parte, los demócratas ofrecieron en gran medida los mismos argumentos que el Partido Republicano en la actualidad. & # 8220A la derecha republicana en este país & # 8217t no le gusta cuando decimos golpe de estado & # 8217etat & # 8221, dijo el representante José E. Serrano, demócrata por Nueva York. & # 8220Así que & # 8217 se lo haré más fácil. Golpe de estado. Eso es español para derrocar a un gobierno. & # 8221

& # 8220 No todos los golpes van acompañados del sonido de botas y tanques rodando, & # 8221, dijo la representante Nita M. Lowey, demócrata de Nueva York.

& # 8220 Me levanto en fuerte oposición a este intento de un golpe de estado incruento & # 8217etat, este intento de anular dos elecciones nacionales & # 8221, explicó el representante Eliot L. Engel, demócrata por Nueva York.

& # 8220Este golpe de Estado partidista & # 8217etat pasará a la infamia en la historia de esta nación & # 8221, dijo el representante Jerrold Nadler, demócrata de Nueva York. Y siguió y siguió en la casa.

Al final, no habría un solo senador demócrata patriota que fuera lo suficientemente valiente como para defender el sistema de justicia estadounidense, las mujeres o la decencia. Cada uno de ellos eligió los intereses partidistas sobre su país y el culto a Clinton sobre la Constitución. (Así es como se hace, ¿verdad?)

Ahora, así como es discutible si el llamado de Trump a Ucrania se eleva al nivel de un delito impugnable, era discutible si las acciones de Clinton lo justificaban. (Tiendo a pensar que no.) Sin embargo, no hay debate sobre que Clinton tuvo un romance con un subordinado en la Casa Blanca y luego mintió sobre ese asunto bajo juramento.

Sus aliados partidistas hicieron todo lo necesario para salvarlo porque la noción de que el partidismo de rango se descubrió en 2016 no es más que revisionismo.


Bill Clinton - Acusación, Presidencia y Monica Lewinsky - HISTORIA

Declaración jurada de Monica Lewinsky
7 de enero de 1998

(A continuación se muestra el texto completo de la declaración jurada de Monica S. Lewinsky, firmada el 7 de enero de 1998 y presentada a los abogados de Paula Jones el 16 de enero de 1998).

Nota: Los abogados de Jones se refirieron a Lewinsky como una & quotJane Doe & quot

1. Mi nombre es Jane Doe #. Tengo 24 años y actualmente resido en 700 New Hampshire Avenue, N.W. Washington, D.C. 20037.

2. El 19 de diciembre de 1997, me entregaron una citación del demandante para que declarara y presentara los documentos de la demanda presentada por Paula Corbin Jones contra el presidente William Jefferson Clinton y Danny Ferguson.

3. No puedo comprender ninguna razón por la que la demandante me pediría información para su caso.

4. Nunca conocí a la Sra. Jones, ni tengo ninguna información sobre los eventos que ella alega ocurrieron en el Hotel Excelsior el 8 de mayo de 1991 o cualquier otra información relacionada con las alegaciones en su caso.

5. Trabajé en la Casa Blanca en el verano de 1995 como pasante de la Casa Blanca. A partir de diciembre de 1995, trabajé en la Oficina de Asuntos Legislativos como asistente de personal para la correspondencia. En abril de 1996, acepté un trabajo como asistente del Subsecretario de Asuntos Públicos en el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Mantuve ese trabajo hasta el 26 de diciembre de 1997. Actualmente estoy desempleado pero estoy buscando un nuevo trabajo.

6. En el curso de mi empleo en la Casa Blanca me reuní varias veces con el presidente Clinton. También vi al presidente en una serie de funciones sociales celebradas en la Casa Blanca. Cuando trabajaba como pasante, aparecía en funciones ocasionales a las que asistía yo y varios otros pasantes. The correspondence I drafted while I worked at the Office of Legislative Affairs was seen and edited by supervisors who either had the President's signature affixed by mechanism or, I believe, had the President sign the correspondence itself.

7. I have the utmost respect for the President who has always behaved appropriately in my presence.

8. I have never had a sexual relationship with the President, he did not propose that we have a sexual relationship, he did not offer me employment or other benefits in exchange for a sexual relationship, he did not deny me employment or other benefits for rejecting a sexual relationship. I do not know of any other person who had a sexual relationship with the President, was offered employment or other benefits in exchange for a sexual relationship, or was denied employment or other benefits for rejecting a sexual relationship. The occasions that I saw the President after I left employment at the White House in April, 1996, were official receptions, formal functions or events related to the U.S. Department of Defense, where I was working at the time. There were other people present on those occasions.

9. Since I do not possess any information that could possibly be relevant to the allegations made by Paula Jones or lead to possible admissible evidence in this case, I asked my attorney to provide this affidavit to plaintiff's counsel. Requiring my disposition in this matter would cause disruption to my life, especially since I am looking for employment, unwarranted attorney's fees and costs, and constitute an invasion of my right to privacy.

I declare under the penalty of perjury that the foregoing is true and correct.

(signed)
Monica S. Lewinsky

Term of use: Private home/school non-commercial, non-Internet re-usage only is allowed of any text, graphics, photos, audio clips, other electronic files or materials from The History Place.


Bill Clinton's Impeachment Trial Began 16 Years Ago Today

On Jan. 7, 1999, for only the second time in U.S. history, the Senate began impeachment proceedings against a sitting president: Bill Clinton.

The drama began when 21-year-old Monica Lewinsky started an unpaid internship at the White House in June 1995. By November, Lewinsky and Clinton had entered into a sexual relationship, according to audio recordings Linda Tripp, a White House secretary, secretly made. In the spring of 1996, Lewinsky was transferred to the Pentagon to work as an assistant to Pentagon spokesman Ken Bacon. Lewinsky confided in Tripp about her relationship with the president while they both worked at the Pentagon in the summer of 1996.

The public bore witness to Clinton’s denial and subsequent admission to the affair.

Clinton was ultimately acquitted of two articles of impeachment. He was charged with perjury and obstruction of justice. The five-week trial ended Feb. 12, 1999 when Clinton was found not guilty on both charges.

Read the entire timeline of the Clinton impeachment trial aquí.

Watch a video highlighting key moments of the trial above.


3. Bill Clinton’s saxophone solo on The Arsenio Hall Show was controversial at the time.

Though President Clinton's saxophone became famous on the campaign trail in 1992, he did pick it up occasionally while in office, as seen in this photo from musician Lionel Hampton's birthday celebration in 1998. Karen Cooper/Getty Images

Clinton famously donned dark sunglasses and played “Heartbreak Hotel” on the saxophone during an appearance on The Arsenio Hall Show in June 1992, just one day after winning the California primary. Younger voters—whom Clinton was clearly trying to reach—were impressed, but longtime political observers felt it was in poor taste, with Barbara Walters saying, " There's something about a presidential candidate with shades on, playing the saxophone that's endearing on the one hand, but not very dignified." Conservative columnist George Will said it “coarsened” political conversation.


President Bill Clinton's Impeachment and Ties to Monica Lewinsky, Explained

Twenty years ago, news broke that President Bill Clinton had had a relationship with former White House intern Monica Lewinsky. The story dominated news cycles for months, and oftentimes, headlines sensationalized Lewinsky’s sexuality and age before the president’s suspicious behavior, which led to an impeachment process.

Here’s what you need to know.

1. By the time the story broke, in January 1998, President Clinton was already under investigation for the Whitewater controversy.

The Office of Independent Counsel was formed through the Ethics in Government Act of 1978 as a response to the Watergate scandal. The role of the independent counsel included “someone independent of the executive branch to lead an investigation of the government's upper echelons,” according to Frontline. The statute that established the office expired on June 30, 1999.

Former U.S. solicitor general Kenneth Starr — a Republican — was appointed to the Office of Independent Counsel in August 1994 to investigate President Clinton’s involvement with the Whitewater Development Corporation, a failed real estate venture. Prior to Bill Clinton's election as Arkansas governor, Bill and Hillary Clinton borrowed $203,000 from James B. and Susan McDougal to purchase 220 acres of land in the Ozark Mountains and form the Whitewater Development Corporation in 1978. According to The Washington Post, James McDougal engaged in fraudulent activity with a small savings and loan association, as well as a small business investment firm, which cost taxpayers $73 million. Whether the Clintons were involved with the fraudulent activity or not is still debated today.

Starr’s investigation would be published in September 1998 as a full account called The Starr Report, and the focus of this case would take a back seat to the details he reported on Clinton and Lewinsky’s relationship, which took place from 1995 to 1997.

2. While Starr was investigating Whitewater, the president was accused of sexual harassment by a woman named Paula Jones.

In the U.S. Supreme Court case Clinton v. Jones, former Arkansas state employee Paula Jones had filed a sexual harassment complaint in 1994 against President Clinton, alleging that when he was governor, heɽ made several sexual advances toward her. The case made its way to the Supreme Court, to decide whether a sitting president could be sued for incidents prior to taking office. According to Los New York Times, two other women — a former White House volunteer, Kathleen Willey, and an Arkansas nursing home owner, Juanita Broaddrick — came forward to say that the president had groped and harassed them too.

On May 27, 1997, the Supreme Court unanimously decided that a president doesn’t have immunity from litigation, even for incidents that occurred prior to their being sworn in to executive office, so the lawsuit by Jones against President Clinton was allowed to proceed. In December 1997, Lewinsky was subpoenaed as a witness for the Jones suit. White House staffer Linda Tripp had met Lewinsky at the Pentagon, and she briefed Starr and Jones’s lawyers on her recorded phone conversations with Lewinsky, in which Lewinsky admitted to engaging in sexual activity with President Clinton she also told Tripp that she was still in possession of a dress stained with the president’s semen.

Lewinsky was 21 when she started working at the White House as an unpaid intern to Chief of Staff Leon Panetta in 1995, the same year she and the president became involved. She was transferred to work in the Pentagon the following year, and by 1997, she was removed from that position. In December 1997, she was subpoenaed as a witness for the Jones lawsuit, and on January 7, 1998, in an affidavit, she denied having a sexual relationship with President Clinton.

Five days after Lewinsky's affidavit denying relations, Tripp tipped off Kenneth Starr's office about her taped conversations with Lewinsky revealing Lewinsky and Clinton's relationship, and of Lewinsky's conversations with Clinton in which she said heɽ encouraged her to deny their affair. On January 16, Starr then got permission from the Department of Justice to expand his investigation into the allegations from the information provided by Tripp. The next day, Clinton gave his own deposition in the Jones lawsuit, denying "sexual relations" with Lewinsky.

3. Clinton was the first U.S. president to testify as the subject of a grand jury investigation, in August 1998, after Starr's inquiry into obstruction of justice and perjury after the president also denied having sexual relations with Lewinsky while under oath.

The Starr Report identified 11 possible examples of grounds for impeachment, including the several times the president lied under oath about his relationship with Lewinsky. As a result, the House of Representatives initiated President Clinton’s impeachment process on December 19, 1998. The first charges to be presented included perjury — intentionally lying under oath — and obstruction of justice, which failed to pass the Senate. Though lawmakers called for his impeachment, and the House of Representatives voted to do so, President Clinton was not removed from office, after the trial went to the Senate, which voted to acquit him, on February 12, 1999.

4. This was the first major news story be sensationalized on the Internet.

Right-wing news outlet The Drudge Report, founded by Matt Drudge, was the first news organization to break the news of President Clinton’s relationship with Lewinsky, on January 17, 1998. The first story did not name Lewinsky, calling her instead “a young woman, 23, sexually involved with the love of her life,” and it led with the headline “NEWSWEEK KILLS STORY ON WHITE HOUSE INTERN . . . BLOCKBUSTER REPORT: 23-YEAR OLD, FORMER WHITE HOUSE INTERN, SEX RELATIONSHIP WITH PRESIDENT.”

“I noticed that the story details were quite explicit — in fact, I don’t recall a national story being so, well, prurient — and that the nation was enthralled by it,” journalist Debra Utacia Krol, who was in college at the time, tells Teen Vogue. “We had always heard about President Clinton’s proclivities before, but they managed to stay in the background until the Lewinsky story broke.”

By 1998, 20% of Americans consumed news from the Internet at least once a week, according to Pew Research Center. The same year, as a result of CD-ROM mailers, AOL membership doubled from 8 million to 16 million.

Undoubtedly, the story’s explosion forced the U.S. government to conduct a closer investigation of President Clinton and Lewinsky’s interactions, which would also be broadcast in detail to the American public.

“It seemed like the story went on for months and months, it was the lead for a long time, and I was amazed that so much editorial space was allocated to what seemed to me to be a private family matter,” Krol added.

5. Lewinsky was one of the first women to face public humiliation in the new era of digital media.

Then only 24 years old when the story broke on Drudge, Lewinsky quickly became the narrative’s protagonist in one of the Internet’s first viral news stories. As a result, she was vulnerable on a brand-new platform, ripe for harassment. Through emails, Web pages, and comments sections, Lewinsky faced a new kind of public humiliation without any way to fight back, which is, unfortunately, still a prevalent situation today.

Cuando The Starr Report was released to the public, on September 11, 1998, publishers prefaced it with warnings prior to the investigation's text, including The Washington Post, which noted that “some material in these unedited texts is inappropriate for children and younger readers, and some of the material will be offensive to some adults.”

Ya que The Starr Report included such sexually explicit details, it enabled news organizations to spread disproved gossip on the details of Lewinsky’s private sex life. An October 1998 analysis by the Pew Research Center's Project for Excellence in Journalism, led by journalist Jim Doyle, found that The Drudge Report first reported on a rumor that the president had used a cigar as a sex toy during an encounter with Lewinsky.

“Monica Lewinsky has been vilified for decades, and as she was incredibly young during the scandal and was manipulated by some of the most powerful people in politics and law in the late ➐s, she absolutely deserves our sympathy,” media critic and Alternet managing editor Liz Posner tells Teen Vogue.

“There's no doubt that among both left- and right-wing media, the Clinton-Lewinsky scandal was a big money earner,” Posner says.“So it makes total sense that they would harp on about details within the case that trigger emotion — the image of a blue dress stained with Clinton's semen, even a mental image, rouses strong feelings. It's a tangible piece of evidence that I'm not surprised editors wanted to feed to their readers. But it's been utterly destructive as it's been used to turn Lewinsky into a Jezebel figure and to slut-shame her, when the public's focus really should have been on Bill Clinton, as well as the handful of women who have accused him of sexual assault and harassment.”

Lewinsky has since spoken out about the “culture of humiliation” she experienced, including through a TED Talk, Vanity Fair stories, and an anti-bullying campaign.


Ver el vídeo: The impeachment of Bill Clinton -- original news coverage